domingo, 1 de julio de 2007

A tortas con la SGAE

De nuevo vuelve a la carga la SGAE, esta vez demandando a Julio Alonso, por el "google bombing" con el que se consiguió que, escribiendo 'ladrones' en google y pulsando voy a tener suerte, nos llevase a la página de la Sociedad General de Autores. Siguen empeñados los "defensores" de los autores en su particular cruzada contra todo el mundo. En esta sociedad en la que vivimos, la imagen pública es un punto muy a cuidar. Lo saben muy bien empresas como Google o como Apple, que consiguen "caer bien" además de tener dos de los negocios más rentables del planeta. Y siguen empeñados en ser los malos de la película los chicos de la SGAE, librando batallas que no les llevan a nada. Nadar a contracorriente solo te acaba desgastando, siempre es más sencillo hacer que la corriente te arrastre hasta donde quieres ir. Se han dado ya cuenta muchas empresas, que en vez de luchar contra los "temibles" piratas, han decidido sacar provecho de Internet. Cada vez proliferan más las webs que ofrecen servicios gratuitos subvencionados con publicidad. Muchos tienen distintas versiones de sus productos, una gratis, con menos funcionalidad y otra profesional, mucho más enfocada a usuarios específicos que pagan por tener todas las funcionalidades, siempre que el servicio sea de calidad. Quizás este sea el miedo de muchos de los que tiene voz y voto en la SGAE, la calidad. Un buen producto, acaba vendiéndose, de una u otra forma. Un mal producto se vende en parte, ocultando o no mostrando otros productos mejores. Es la ley del monopolio. Y el monopolio de la música (sobre todo) se les está escapando de las manos. Así que se defienden como una rata acorralada (que conste que lo de rata es una metáfora, no es que les esté llamando ratas), en vez de hacer caso a la sabiduría popular, que tan bien representa este caso, "si no puedes vencerles, únete a ellos".
Vía | Microservicios

No hay comentarios: