martes, 18 de septiembre de 2007

La odisea de coger un autobús

En Lima, Perú, los autobuses funcionan de una manera un tanto diferente. Para entender un poco la forma en que operan, hay que conocer a 5 personajes.

- El chofer. La mayoría conduce como auténticos locos. Muchos son los dueños de los autobuses que conducen, y pagan una tasa por usar la linea a la empresa dueña de la ruta.

- El cobrador. Mientrás más personas suban al autobús, mejor. Se sitúan en la puerta para cobrar a la entrada, y fuerzan la bajada de pasajeros a toda prisa, sin que el autobús llegue a detenerse. Cuando gritan "¡pie derecho!", todo el que quiera bajar debe saltar apoyando el pie indicado para no partirse la cabeza.

- El soplón. En cada linea pueden operar varias compañias. Por eso el papel de este individuo cobra mucha importancia. Se encargan de avisar a los conductores de una empresa de cuando pasan autobuses de otra por una parada, para así acelerar o reducir el ritmo de manera que lleguen a la parada cuando está lo más llena posible. De esta forma, se ven carreras de autobuses intentando llegar primeros a una parada, o autobuses circulando a 10 km/h.

- El controlador de tiempo. Es un empleado de la empresa dueña de la ruta, y controla que los autobuses de las distintas compañias cumplan con los horarios establecidos.

- El cazador. El más peculiar de todos, es un empleado espontáneo, que rara vez cobra, y se dedica a empujar pasajeros dentro de los autobuses.

Sin duda alguna, una situación surrealista, que parece sacada de una película.

Vía | Mundo Insólito

No hay comentarios: