martes, 18 de septiembre de 2007

Leyes injustas

El 22 de Septiembre termina la condena del 'violador de la Vall d'Hebron', José Rodríguez Salvador. Condenado a 311 años por 16 violaciones, cumplirá 16. Sin entrar a valorar si la condena es suficiente o se queda corta, hay algo que me preocupa más. En nuestro sistema judicial y penitenciario no existe la cadena perpetua, y ningún preso puede cumplir una condena de más de 30 años. Esto es así porque se entiende que el sistema está diseñado para la rehabilitación y posterior reinserción en la sociedad de los delincuentes, pero, ¿que pasa si un preso no se ha rehabilitado? En este caso, los psicólogos que han examinado a Rodríguez Salvador, consideran que no lo está, y aún así, la Audiencia de Barcelona ha desestimado el recurso de la fiscalía para prolongar la condena. ¿Que sentido tiene el actual sistema penitenciario para personas como esta? ¿No sería más coherente una legislación más dura para ciertos delincuentes como violadores, terroristas o asesinos psicópatas? No me considero una persona conservadora, más bien todo lo contrario, pero siempre me da la impresión de que nuestras leyes no castigan suficiente a quienes de verdad lo merecen, y sin embargo son demasiado duras (en comparación) con otros delitos menores.

Vía | 20 minutos

No hay comentarios: