lunes, 1 de octubre de 2007

A la cárcel por republicano

Un joven se enfrenta a una condena de un año de carcel y 4.000 euros de multa por escalar un edificio público de Madrid para sustituir la bandera de España por una republicana. El delito por desórden público puede estar justificado, pero el de injurias a España se lo ha sacado el fiscal de la manga. El servilismo con la casa real de las diferentes instituciones públicas, de los cuerpos del estado y de los medios de comunicación, parece más típica de una dictadura que de una democracia. No se muy bien si por presiones externas, por simple peloteo, o por puro miedo, cada vez que alguien se sale del guión marcado de adulación de la monarquía, le llueven palos por todas partes. Ha pasado ahora con este joven, paso hace poco con la quema de las fotos, y hace algún tiempo con la portada de El Jueves. El rey por su parte, a lo suyo. ¿Está la casa real por encima de la libertad de expresión? La cosa empieza a dar miedito.

Vía | kaosenlared

No hay comentarios: