martes, 9 de octubre de 2007

Premios Ignobel

Los premios Ignobel son algo así como los anti-nobel. Se conceden en diferentes campos como medicina, física o química, y suelen premiar las investigaciones más absurdas.

Estos son lo galardones de este año

Ignobel de la Paz. Se lo ha llevado el Laboratorio de la Fuerza Aérea Patterson Wright, en Dayton (Ohio), por su estudio sobre una bomba gay, que provocaría la homosexualidad en el enemigo y con ello minar la moral y la disciplina de las tropas.

Ignobel de Lingüistica. Este ha sido el premio que se han llevado los españoles Juan Manuel Toro, Josep Trobalon y Nuria Sebastián Gallés, de la Universidad de Barcelona. Su estudio demuestra que las ratas, a veces, no pueden distinguir ente el japonés y el holandés cuando son hablados al revés. Suponemos que al derecho sí son capaces de diferenciarlos. Un hallazgo de incalculable valor científico.

Ignobel de Aviación. Los argentinos Patricia Agostino, Santiago Plano y Diago Golombek se han llevado esta categoría por descubrir que los hámsters se recuperan mejor del desfase horario tras viajar en una aeronave si ingieren el estimulante sexual Viagra. No estaría mal que repartieran Viagra en los aviones (para evitar mareos...).

Ignobel de Medicina. Ha sido otorgado al británico Brian Witcombe y al estadounidense Dan Meyer por un análisis de los efectos secundarios de introducirse espadas por la garganta. Los investigadores llegaron a la conclusión de que la práctica ocasiona irritaciones (tras duros años de experimentación).

Ignobel de Química. Otorgado al japonés Mayu Yamamoto, por su método para extraer esencia de vainilla de los excrementos de la vaca. ¿Para que usar la vainilla, teniendo mierda de vaca? ¿será una vaca que ha comido mucha vainilla? ¿dará leche la vaca, o batido de vainilla?

Ignobel de Física. Ganado por L. Mahadevan, de la Universidad de Harvard, y Enrique Cerda Villablanca, de la Universidad de Santiago, en Chile, por su estudio sobre cómo se arrugan las sábanas. Hay muchas maneras de arrugar sábanas, unas más divertidas que otras.

Ignobel de Economía. El taiwanés Kuo Cheng Hsieh, consiguió crear un dispositivo que lanza una red para capturar a atracadores de bancos. El invento en sí me parece el más coherente, lo curioso es que se encuentra en la categoría de economía.

Ignobel de Bilogía. La holandesa Johanna van Bronswijk realizó un censo a los ácaros, arañas, crustáceos, bacterias, algas, helechos y hongos que residen en las camas de los seres humanos. Tardó más de diez año en realizar las encuestas, ya que los ácaros no tienen teléfono.

Ignobel de Nutrición. Brian Wansink, de la Universidad de Cornell, estudió el apetito de las personas, al darles un plato de sopa sin fondo en el que nuncas se acababa la sopa. El premio se lo tendrían que dar al que fabricó el plato de sopa sin fondo.

Vía | Nopuedocreer

No hay comentarios: