miércoles, 12 de diciembre de 2007

Educación para la ciudadanía

Definitivamente a este país se le está atragantando la democracia. Lo mismo te multan por quemar una foto del rey, que permiten que un grupo de estudiantes menores de edad no acudan a una clase de educación para la ciudadanía alegando objeción de conciencia. Y yo me pregunto, ¿desde cuando deciden los menores que es lo más adecuado para su educación? ¿Y si mañana otro grupo se declara objetor de conciencia de las matemáticas? ¿Vamos a dejarles que no vayan a clase? A los padres de estos niños, que han permitido (o alentado, o incluso obligado) que sus hijos no acudan a esta clase, les recomendaría que les siguieran un fin de semana a ver como hacen un botellón, o que vieran como hablan a los profesores, verán como seguramente no les vienen mal esas clases. No estamos hablando de la asignatura de religión, que muy poco sentido tiene su obligatoriedad en un estado laico, sino de una educación para ser buen ciudadano. ¿Cómo justifican los padres que no quieren que sus hijos asistan a estas clases? ¿Es que quieren que no sean buenos ciudadanos? Como siempre ocurre en España, hay un trasfondo político-ideológico. Los partidarios de no dar esta asignatura son los mismos que apoyan la asignatura de religión, los mismos que vendieron su moral y su ética a un partido político que, en nombre de no sabemos quien, apoya la invasión de un país, lo cual conlleva la muerte de miles de personas inocentes. Muy cristiano.

2 comentarios:

Mac dijo...

Estoy de acuerdo contigo, pero lo triste es que esa asignatura no es lo que tu dices, ojalá lo fuera. Es una asignatura incoherente y que lo que pretende intrínsecamente es adoctrinar e imponer una forma de conducta y de pensamiento.

Cuando tengas tiempo léete esto a ver que te parece:

http://www.nodulo.org/ec/2004/n033p22.htm

Un saludo.

Mac dijo...

Mira esta noticia también. Es bochornoso el material didactico provisto para impartir esa materia.

http://www.libertaddigital.com/noticias/noticia_1276306665.htm