domingo, 9 de diciembre de 2007

Productividad

España es uno de los países de la Unión Europea con menor productividad. También somos los que tenemos la jornada laboral más larga, los que menos días de vacaciones tenemos al año, y los que menos festivos disfrutamos. No conformes con esto, la mayoría de empresas "exigen" a sus empleados que trabajen más tiempo del que les corresponde por su jornada laboral, en la mayoría de los casos, sin pagar más. Todo esto, sumado a la falta de incentivos extras que puede ofrecer una empresa (guarderías para empleados, zonas de descanso, etc), nos sitúan a la cola de Europa; y así seguirá siendo si no se toman las medidas oportunas. La primera de todas, la reducción de la jornada laboral completa, pasando de 40 a 35 horas semanales, es un primer paso fundamental para invertir esta tendencia, por mucho que desde el ejecutivo europeo se empeñen en culpar a la inmigración (demasiadas culpas llevan ya a cuestas).

No hay comentarios: