miércoles, 16 de abril de 2008

China y el mundo libre

El pasado viernes, en varios periódicos nacionales trataban el tema de China, el Tibet y las protestas por los juegos olímpicos. Es evidente que la cultura china y la occidental difieren mucho, y que muchas cosas que para un ciudadano chino son completamente normales, a nosotros nos producen aversión. Pero comprender una cultura milenaria desde fuera es más complicado que leer varios panfletos capitalistas criticando el comunismo. Es muy fácil decir que "China debería abrirse al mundo libre", lo difícil es especificar qué es el mundo libre. Llamar mundo libre a un país democrático es un ejercicio de demagogia. Un país en el que los ciudadanos se limitan a elegir cada cuatro años quien va a mandar y tomar decisiones no es un mundo libre. Un país en el que gobierna un partido que jamás alcanza más del 50% de apoyo de los ciudadanos con derecho a voto (ya sea la abstención por principios o por dejadez), no es un mundo libre. Ya se sabe, lo de la paja en ojo ajeno.

3 comentarios:

Twat Boy dijo...

Si fuéramos chinos ni tú tendrías blog ni yo podría escribir esto. Prefiero mi mundo libre imperfecto, donde puedo acceder a internet, ganarme la vida más o menos y tener 3 hijos si me apetece a su mundo libre, donde unos pocos son archimillonarios y se mueven en limousinas mientras las zonas rurales se mueren literalmente de hambre medieval.
Un saludo a todos!!!!

Twat Boy dijo...

Ah! Y aquí todavía ningún tanque ha matado a nadie en una plaza.

Nesta Vazquez dijo...

En primer lugar, yo no digo que China sea mejor que España o que cualquier país europeo, lo que digo es que para criticar algo hay que conocerlo, y no hablar sin saber de qué. China tiene muchas cosas que cambiar, y deben ser los chinos los que promuevan el cambio desde adentro. Aunque algunos preferirían entrar con los tanques (como en Iraq) e imponer la "libertad" a golpe de cañon. Nosotros mejor que nos dediquemos a cambiar nuestro país, que le hacen falta muchas reformas para ser de verdad un mundo libre. Por cierto, yo con el precio de los pisos y los alquileres y mi sueldo y el de mi novia, te aseguro que no puedo permitirme tener 3 hijos aunque quiera.
Sin acritud :)