martes, 13 de mayo de 2008

Frédéric Kanouté

Hay futbolistas que hacen grandes a los equipos en los que juegan. Jugadores como Zidane, que consiguen que todo el equipo juegue mejor y que, con su carisma y su forma de ser fuera del campo, se ganan el respeto y la admiración de todos, sin importar de qué equipo seas. Hay pocos jugadores así, que consigan tanto dentro y fuera de los terrenos de juego. Uno de esos jugadores es Frédéric Kanouté, el delantero del Sevilla. Como futbolista, en mi opinión, Kanouté es el mejor atacante de la liga. Hay algunos con más definición o más eficaces, pero globalmente, Kanouté es una maravilla para cualquier equipo. Controla un melón en un metro cuadrado, tiene visión de juego, sabe abrirse a la banda y desmarcarse, conduce el balón a la perfección, presiona y defiende cuando hace falta, es buen asistente, tiene pegada y gol, y hasta va de maravilla por alto cuando defiende un corner. Como persona, su calidad humana supera con creces su calidad como futbolista, y decir esto es decir mucho. Siempre elegante en la sala de prensa, sin llamar la atención, humilde, involucrado con el proyecto deportivo del equipo, apoyando el grupo en todo momento. Y además de todo esto, solidario y comprometido con las obras sociales. Un lujo de futbolista y de persona, un verdadero crack para el Sevilla.

No hay comentarios: