lunes, 23 de junio de 2008

A balón parado

Un auténtico recital de jugadas ensayadas, algunas son impresionantes, y todas acaban en gol. Para rematar una de las mayores genialidades de Johan Cruyff, el penalti indirecto.

No hay comentarios: