miércoles, 25 de junio de 2008

"Si la abeja desapareciera del planeta, al hombre sólo le quedarían cuatro años de vida"

Esta frase apocalíptica se atribuye a Albert Einstein. Si bien es algo exagerada, no le falta razón al exponer la importancia de las abejas en la polinización de un gran número de plantas. Después del viento, las abejas son el elemento polinizador más importante del planeta. La ausencia de abejas no podría ser suplida mediante ninguna técnica agrícola actual, y conllevaría la disminución de gran parte de la flora del planeta de la que se alimenta un gran número de especies, que también verían mermada su fuente de alimentos. Una cadena que tendría grandes consecuencias a nivel medioambiental y que acabaría por afectarnos a todos.

No hay comentarios: