miércoles, 12 de noviembre de 2008

Los pisos del Pocero

Desde el domingo pasado hay gente haciendo cola para realizar la reserva de una vivienda, en un municipio del sur de Madrid que todavía está por determinar. Las oficinas se abren el sábado, por lo que algunos habrán guardado cola durante 6 noches. Podría parecer que a esta gente no les afecta la crisis inmobiliaria, pero al conocer el precio de las viviendas todo cambia. 120.000 euros las de régimen protegido, y 162.000 las de renta libre. Si bien el método de adjudicación no es de lo más racional (por estricto orden de cola), se evita la suspicacia de los sorteos, método a través del cual han sido adjudicadas ya muchas viviendas "a dedo". Llama mucho la atención que todavía no se conozca la ubicación exacta donde se va a construir, algo que en principio echaría para atrás a mucha gente, pero teniendo en cuenta la dificultad de comprar un piso hoy en día, nadie ha querido desaprovechar la oportunidad.
Cuando escuché la noticia en un primer momento, pensaba que se trataba del Pocero de Seseña, un señor con una trayectoria cuanto menos sospechosa, pero he descubierto que hay dos poceros, uno este primero, y otro al que llaman el Pocero bueno, en Fuenlabrada. José Moreno se llama este hombre. Una cosa está clara, este señor ha demostrado que la crisis del sector tiene una posible solución que la mayoría de constructoras y promotoras, no se sabe bien por qué, están dejando de lado, una rebaja considerable de los precios y más vivienda de protección oficial. Una fórmula que sigue funcionando y que, poco a poco, se está convirtiendo en la única vía para conseguir una casa. El Pocero va más allá al culpar directamente a los empresarios del sector de encarecer las viviendas hasta en un 40% para enriquecerse. Algo que muchos piensan, pero que no está mal que se diga bien alto de vez en cuando. De momento los que no vivimos en esa zona de Madrid tendremos que seguir esperando a que surja una iniciativa similar.
Vía | El País

1 comentario:

Twat Boy dijo...

Hace tiempo, antes de la crisis, leí un reportaje de este hombre, denunciando que recibía amenazas de otros constructores ...¡por vender a precio razonable! Claro, les fastidiaba el negocio de beneficios escandalosos, anticipo de lo que vivimos ahora...
Suerte a todos!!!