miércoles, 19 de noviembre de 2008

¿Quién decide qué es arte?

Debe ser que yo no entiendo de arte, pero a mi la nueva cúpula de la ONU de Miquel Barceló me parece un montón de pegotes de pintura mal tirados. Parece que cuando uno es artista tiene licencia para hacer cualquier cosa y que sea considerada arte. Bien es verdad que esa licencia hay que ganársela. He visto otras obras de este artista mallorquín y me han gustado, pero esta cúpula a mí no me parece arte. Lo más grotesco es el dinero que ha costado hacerla, 2 millones de euros de los que una parte (500.000 euros) son una partida de los Fondos de Ayuda al Desarrollo (FAD), fondos destinados a otorgar ayuda financiera a países en vías de desarrollo. Y los medios de comunicación (sobre todo TVE), parece que han descubierto la nueva Capilla Sixtina. En las noticias de la primera de ayer le dedicaron varios minutos a elogiar esta maravillosa obra de arte.
Lo dicho, debe ser que yo no entiendo de arte.

1 comentario:

ANA dijo...

Totalmente de acuerdo, a lo mejor es que como no somos "intelectuales", pues no entendemos este tipo de pintura, ni falta que nos hace. Un beso