martes, 11 de noviembre de 2008

Un respiro

Me gusta el fútbol. No soy un fanático, pero me gusta mucho. Me encanta ver un buen partido, pero sobre todo me gusta cuando gana el Sevilla. Hace tiempo que dejé de tomármelo demasiado en serio. Me gusta disfrutar viendo fútbol, no sufrir. Si bien es verdad que me he perdido vivir en directo los mejores años, creo que he conseguido que no me afecte que pierda mi equipo, más allá de los primeros dos minutos de cabreo. Pasado este tiempo me olvido del fútbol y puedo continuar disfrutando del día.
Hasta hace poco, me gustaba leer en Internet algunas páginas de información deportiva local, más que para estar informado, para recrearme en los halagos que solían dedicarle al Sevilla. Es complicado explicar porque se es de un equipo, es algo que no eliges, y que no puedes razonar, pero que tampoco puedes evitar. Últimamente acababa cabreado leyendo las barbaridades que escriben algunos periodistas, muchas mentiras, opiniones que se salen del ámbito deportivo y entran en el terreno de lo personal y sobre todo, un trasfondo en la manera de escribir ciertas cosas que refleja una hostilidad irracional hacia ciertas personas, en un intento continuado de perjudicar al equipo con el único fin de arrastrarlas con él.
Hace dos días decidí dejar de leer esas páginas (en concreto muchodeporte.com y eldesmarque.com) y dedicarme a leer cosas que me interesan más y que no me cabrean, y la verdad es que me está sentando muy bien.

4 comentarios:

Javi dijo...

Una vez en un anuncio de "noseque" planteaban que el coche lo cambias cada cierto tiempo, el ordenador cada menos, la mujer cuando te jartaras de ella, puedes cambiar tu nacionalidad. Pero de lo único único de verdad que nunca podras renegar ni que te deje de importar es tu equipo.

Banyuken.es dijo...

Ciertamente muchodeporte y eldesmarque no son imparciales, pero es que Alvarado también se las trae. Yo a día de hoy no leo nada de eso. Pero nada es nada.

Twat Boy dijo...

Haces bien. Yo hace tiempo que del As y el Marca me salto las doce o quince páginas del Madrid y sólo leo los titulares del Atleti. Luego cierro el periódico.
Un saludo a todos!!!

piyamadecalle dijo...

Yo no lo logro, no puedo despegarme de la realidad de mi equipo. Cuando juega, suspendo cualquier otra actividad para seguirlo, en la cancha o por televisión. Sé que es mucho más sano tomar distancia, no vivirlo tan apasionadamente.
Eso sí: trato de no leer tanto. Sobre todo durante la semana: hay una proliferación de medios y programas que cubren cada momento entre un partido y otro, y llega un momento en el que tienen que buscar con qué llenar la falta de noticias reales. Eso lo torna aburrido.
Pero cuando gana, cuando obtiene uno de esos triunfos resonantes... pues leo uno por uno cada diario de Argentina que lo mencione. Y, a veces, algunos del exterior, cómo no.