jueves, 18 de diciembre de 2008

Odio quedarme dormido

Ayer me quede dormido y llegué casi una hora tarde al trabajo. Ahora mismo no me importa demasiado por la situación que se vive en mi empresa, en la que todo son dudas y no se sabe muy bien que va a pasar mañana. Aún así, quedarme dormido es algo que no soporto, me levanto super alterado y maldiciendo el despertador (bueno, el móvil) por no haber sonado (seguramente lo paré sin darme cuenta), y me vuelvo loco para intentar llegar lo antes posible. Al final consigo llegar al trabajo en un tiempo récord. Normalmente me levanto a las 8:00 para llegar a las 9:00 a la oficina, ayer me levanté a las 9:25 y llegué a las 9:50. Eso sí, la cara de dormido me duró toda la mañana.

6 comentarios:

Banyuken.es dijo...

Me siento identificado al 100% contigo. Además, sabes que no sirve de nada enfadarse, pero aún así te pones de un mal cuerpo impresionante para toda la mañana.

¿Hiperresponsabilidad?.

Nesta Vazquez dijo...

Creo que has diagnosticado una nueva patología, me gusta el nombre...

ANA dijo...

Mira, analizalo friamente, cuando te quedas dormido, ya no puedes dar marcha atras al tiempo, y normalmente nunca pasa nada, así que yo cuando me quedo dormida, me digo a mi misma, !Que bien hoy he dormido X tiempo mas de lo habitual!, !Que suerte!.

Stultifer dijo...

Enn diciembre he trabajado nueve días. Y aún creo que han sido demasiados.

Maybellene dijo...

Pfff mi móvil hoy por ejemplo no ha sonado, pero yo tengo a mi madre que me levanta, jaja, el día de mañana no sé, tendré que poner 20 despertadores...

Yo suelo levantarme a las 8, entro a las 9:30, aunque suelo llegar siempre sobre las 9:15, depende del metro. Pues el día que me dormí me pasó como a ti, me levanté a las 8:30 y llegué a las 9:05. Aún me pregunto cómo. Somos mágicos!

Ender Muab'Dib dijo...

Jaja, sí, es odioso, y siempre somos mucho más rápidos. Yo creo que de normal nos levantamos con tiempo para hacer las cosas tranquilamente, como no puede ser de otra forma con el sueño que se tiene.

Sin embargo, cuando te levantas tarde, ya te despiertas con el susto de lo tarde que vas a llegar, lo mal que quedarás y la posible bronca del jefe. Entonces ya puedes hacer todo a buena velocidad, más la que consigues por la prisa prisa que tienes.

¡Saludos!