miércoles, 17 de diciembre de 2008

Señales

Hacía mucho tiempo que no echaba gasolina. Al estar fuera de mi ciudad entre semana cogía muy poco el coche, tan poco que la última vez que reposté el litro de gasoil costaba más de un euro. Ayer cuando me paré en la gasolinera que está frente a mi trabajo me llevé una grata sorpresa.



















El litro de diésel está a 0,902 €, ya ni me acuerdo de la última vez que estuvo a un precio parecido. Más tarde en la oficina, mi monitor me ofrecía una sonrisa.

4 comentarios:

Banyuken.es dijo...

Enhorabuena a los que tengáis coche. Para los que no lo tenemos, la vida es una fiesta continua :D.

Maybellene dijo...

Jajaja, me ha pasado lo mismo hoyyyyy, yo soy de Madrid y apenas uso el coche más que para viajes y desplazamientos por zonas que están mal comunicadas por transporte público. Hoy eché gasolina y mira, qué ilusión, porque en verano, que me fui de vacaciones y estuve viajando bastante, pff... era un dolor cada vez que echaba gasofa...

Lo de mi blog, sí, me pasa continuamente... demasiado ultimamente, estoy empezando a preocuparme.

Un saludo.

Evemary dijo...

no te puedo decir, porque no conduzco, pero me ha gustado esa sonrisa :)

deepbane dijo...

Me pasó lo mismo el sábado al ir a poner gasolina.
Genial la sonrisa... qué detalle más bien visto ;)