martes, 17 de febrero de 2009

Indicaciones

Tengo pendiente escribir un post del viaje a Barcelona que hice este fin de semana (en cuanto pase las fotos al ordenador). Como aperitivo, voy a contar la anécdota del viaje.

Barcelona es una ciudad que piensa en el turismo. Vas por la calle y todo está perfectamente indicado. Es complicado perderse siguiendo los numerosos carteles que puedes encontrar en todas partes.


Foto: kokefjr

Está bien comunicada por una extensa red de metro, del mismo estilo que la de Madrid, con numerosas correspondencias que te permiten moverte bastante rápido por toda la ciudad. Eso es algo que me encanta (y que hecho mucho de menos en mi ciudad). Quizás por esta abundancia de señalización, la gente no está acostumbrada a dar indicaciones. O eso, o yo tuve muy mala suerte.

Llevaba impreso de casa un plano del metro de Barcelona, y había apuntado el trayecto que tenía que hacer desde el aeropuerto. Pero para no meter la pata, en cuanto llegué a la primera estación de Renfe, pregunté. Nuestro hotel estaba situado junto a la Fira de Barcelona, en concreto junto al recinto llamado Fira Gran Vía.



El problema es que, como descubrimos posteriormente, hay otro recinto en Plaça d'Espanya.



Las dos primeras indicaciones que nos dieron, eran para ir a este segundo recinto. Mirando el plano de metro sospechaba que nuestra parada era otra, así que pregunté por tercera vez, en esta ocasión enseñando un plano de la zona donde se encontraba el hotel, para asegurarme. Y por tercera vez consecutiva me volvieron a mandar a la parada de Espanya. Confiando en que tres indicaciones no podían estar equivocadas, acabé haciéndoles caso.

Al final, fuimos dando un largo paseo hasta nuestro hotel. Pero la anécdota del viaje no es esta.

El domingo, a la hora de ir al aeropuerto para volver a Sevilla, mirando el plano de metro veo que hay un tren de cercanías que te deja en la terminal A; la línea R10.



Así que cogemos un metro hasta Bellvitge y una vez en la calle entramos en la estación de Renfe. Dentro, le digo a la mujer de la taquilla que queremos ir al aeropuerto, y me dice que por la vía 1 sale un tren a las 20:43 (nuestro avión salía a las 22:20, así que íbamos bien de tiempo). Subimos al andén (estaba más alto que la estación), y esperamos que pasase un tren. A las 20:43 aproximadamente pasó un tren y nos subimos. No estaba indicado por fuera hacia donde iba. Pero una vez dentro, descubrimos que era la línea R2, que en vez de hacia el aeropuerto, iba hacia Sant Vicenç de Calders. Afortunadamente, la siguiente parada era El Prat de Llobregat, que comparte parada con la línea R10.
Nos bajamos y esperamos de nuevo al tren. Llegó uno en el que ponía Sant Celoní. Miré en el plano y no era ni la primera ni la última parada de la línea R10 (tampoco de la línea R2, raro). Así que no nos subimos. Craso error. Ese era el que iba al aeropuerto, lo que pasa que ahora la línea R10 ya no existe, y hay dos líneas R2 (¡¡¿¿??!!), una verde oscura y otra verde clara. Esto pude comprobarlo en el plano de cercanías de Renfe. También descubrí que Sant Celoní era una parada intermedia de la línea R2.



Al final tuve que llamar a Renfe para preguntar a qué hora pasaba el próximo tren por El Prat de Llobregat con destino al aeropuerto, y llegué justo un minuto antes de que se terminara la facturación de maletas. Menos mal que todo se quedó en el susto, si no tendría que haber pasado la noche en el aeropuerto esperando al próximo vuelo.

5 comentarios:

Janton dijo...

¿Qué puedo decirte? Bienvenido a Barcelona!!

Sí, hay muchos carteles, pero NADIE sabe donde está nada. Preguntar a viandantes es, la mayoría de las veces, inútil.

Respecto a RENFE Cercanías, de todos los núcleos de este tipo gestionados por RENFE en España, éste es con diferencia el peor a todos los niveles. El transporte público es una de las asignaturas pendientes de la ciudad.

Me alegro que, al menos, llegaras al avión. Que perderlo sí que hubiera sido una tremenda putada...

antonio dijo...

Menos mal que la historia tuvo un final feliz. Reformula , ya se la contarás a tus nietos.

Nesta Vazquez dijo...

@Janton, gracias. La verdad es que hay demasiada desconexión entre Cercanías y metro, cuando deberían estar integrados como en Madrid. De todos modos el funcionamiento del metro es muy correcto en mi opinión, pero claro, es que en Sevilla de momento ni siquiera tenemos.

@antonio, en el futuro a nuestros nietos, en vez de contarles historias, le daremos la dirección de nuestro blog ;)

Perezoso. dijo...

Esto es spam..y esto tambien,ja,ja.Tal y como te decia en mi blog aqui te lo traigo para que te empieces a creer que tu blog si es bueno.

Vaya tela lo del aeropuerto.Escriba vivió un par de años en BCN y cuenta maravillas del metro.Lo del aeropuerto ya es otra historia.

Ya me ire pasando con más tiempo a ver si encuentro alguna razón que demuestre la dura acusación que hicistes a tu bitácora a escondidas...

Saludetes amigo.

Nesta Vazquez dijo...

@Perezoso, gracias por el spam, creo
:)