lunes, 23 de febrero de 2009

Ni sano ni enfermo

Ahora mismo me encuentro en ese punto intermedio entre la salud y la enfermedad. No estoy lo bastante mal como para quedarme en casa y no ir a trabajar, pero tampoco estoy bien como para rendir al 100%. Supongo que mañana mi indeciso cuerpo se habrá decantado por alguno de los dos estados. De momento me tiene mareado (en los dos sentidos).

7 comentarios:

antonio dijo...

¡Pues si que estamos bien! Te lo habré por la red? ( je, je).
Los viejos dicen que hay "andancio". Andancio no sé , pero cansancio un pelín.
Toma la poción mágica y cuídate mucho.

Nesta Vazquez dijo...

@antonio, gracias. Parece que los virus informáticos han saltado de la pantalla a la vida real...

Marc Vidal dijo...

Ante la duda -y si estás fijo en la empresa- !baja al canto!, que trabajen los Romanos...

Nesta Vazquez dijo...

@Marc Vidal, a ver como me levanto mañana...

Tercera Opinión dijo...

Yo estuve así hace unos días, pero al final todo pasa.

Qué te mejores.

Un abrazo.

---------
http://www.terceraopinion.net

Gohan dijo...

Es lo peor estar en ese punto intermedio. Yo suelo decidir si quedarme en casa o no, si puedo practicar mis deportes favoritos o no.
Si estoy pachucho pero me iría de buena gana a jugar una pachanga de fútbol, puedo trabajar, y si no, pues no.

Nesta Vazquez dijo...

@Tercera Opinión, gracias.

@Gohan, por eso he venido a currar hoy, aunque me he traído 3 paquetes de pañuelos, pero se me quito el mal cuerpo.