jueves, 12 de febrero de 2009

Seguridad Social

Todos sabemos, porque se encargan de recordárnoslo desde el Ministerio de Sanidad, que automedicarse no es bueno. Pero hay veces que desde la propia seguridad social te incitan a ello.

Hace unos meses me puse enfermo con fiebre. Me levanté muy mal y decidí ir por la mañana al médico. Al llegar al ambulatorio y pedir cita, me dicen que tendría que ser para la semana siguiente. Yo le comento que estoy malo ahora, no la semana que viene, y que entonces me dijera qué consulta atendía urgencias, a lo que me contestan que en urgencias están demasiado ocupados con otras cosas como para atenderme. Esta claro que siempre puedo irme a la zona de urgencias de un hospital y que me atiendan en el momento, pero la alternativa que plantea la seguridad social en estos casos es, o bien esperar una semana, o automedicarse. Si espero una semana pueden pasar dos cosas, que me haya muerto, o que me haya curado solo. Por lo tanto solo me queda la automedicación.
O yo no me entero, o aquí hay algo que falla.

2 comentarios:

Janton dijo...

No es que falle algo, es que falla todo.

Yo he trabajado tanto en Sanidad Pública como en Sanidad Privada, y si la gente en general supiera la verdad respecto a los recursos disponibles, más allá de falsas promesas del político responsable o del comercial vendepólizas, estoy seguro de que cundiría el pánico.

Eso sí, también por experiencia te digo que mucha gente ahora tiene menos paciencia que un adicto ante una dosis de metadona. Son muchos los que creen no solo que serán atendidos, sino que se curarán de manera inmediata a la primera visita y la primera dosis del medicamento que sea. Y oye, la gripe o la gastroenteritis siguen teniendo cinco o siete días de evolución, vayas o no al médico...

Nesta Vazquez dijo...

@Janton, completamente de acuerdo, hay que procurar siempre ponerse en el lugar del que tenemos enfrente. Es evidente que faltan recursos, sobre todo recursos humanos.