lunes, 23 de febrero de 2009

Una apreciación

La crisis económica que estamos sufriendo (unos más que otros) no viene de ayer. Que a nadie se le olvide que para llegar a este punto se necesitan muchos años de malas inversiones, de crecimiento desmesurado, de un libre mercado mal entendido, de grandes riquezas a costa de todo y de todos. El gobierno actual tiene la culpa de no resolver el problema (dentro de sus posibilidades), pero las causas de la crisis (las cuales explican muy bien algunos señores) no tienen nada que ver con que nos caiga mejor o peor Zapatero. Hay que ser objetivos.

Lo que sí tenemos que exigirle al gobierno es que, además de arreglar esto, se sienten las bases para no volver a caer en los mismos errores (una vez más). O bien tenemos parte de culpa (no todo va a ser cosa de Estados Unidos), o lo achacamos todo a factores externos, y en este caso, existiría un grave problema de dependencia de nuestra economía que también habría que corregir.

Si me engañas una vez, la culpa será tuya, la segunda vez, será mía
. Qué no se repita la historia.

8 comentarios:

antonio dijo...

Si todos van en esa dirección y hacen lo que dicen es una buena razón para creer en Dios.
Pero de momento esta mañana , Suiza ha dicho que eso de seguir entregando listas de cuentas numeradas se va a acabar.
Lo bueno es que a peor , en tiempos de paz , ya no se podía llegar. Así que lo que venga tiene ser mejor. Si no es así, pensaremos, con toda justicia, que lo que quieren es cambiar una poco ( apariencias ) para que nada cambie en lo substancial Y esto no es de recibo.

acoolgirl dijo...

Tienes razón en todo lo que dices... pero ver la cosa parada, enciende a las masas!!

Ya veremos qué pasa.

Un besitooo

Nesta Vazquez dijo...

@antonio, me da que es eso precisamente lo que quieren, que la cosa no cambie substancialmente.

@acoolgirl, y además cada uno tiene su parte de responsabilidad y tiene que asumir su culpa y trabajar para arreglarlo, una cosa no quita la otra.

Marc Vidal dijo...

Si algo no va a cambiar es el hecho de que el estado protegerá hasta el último centimo de la gente realmente rica y poderosa y que los demás nos acabaremos jodiendo.

Los pobres somos más pero estamos demasiado ocupados sobreviviendo para luchar y arriesgar a perder lo poco que tenemos, por eso nada cambiará a nivel global, si acaso solo a nivel del desarrollo personal de cada uno.

Nesta Vazquez dijo...

@Marc Vidal, me temo que así será...

Gohan dijo...

A lo mejor es que mucha parte de la culpa la tienen los empresarios que cuando empezaba a flojear la cosa no quisieron avalar un crédito de ayuda para su empresa con su propio patrimonio. Son gentuza.

Nesta Vazquez dijo...

@Gohan, y que cuando los beneficios eran millonarios se dedicaron a vivir a todo lujo, en vez de ahorrar para las vacas flacas...

Miri dijo...

Tienes mas razon que un santo, las cosas como son.