viernes, 3 de abril de 2009

Aprendiendo a ser persona (XIV)

Predicar con el ejemplo.

Enlazando con el tema de ayer sobre la educación, uno de los factores claves a la hora de enseñar comportamientos a los niños, es mostrarles el ejemplo a imitar. De nada vale que le digas a tu hijo que no haga algo si luego te ve haciéndolo a ti. O pedirles que hagan algo que tú no haces. Si les obligas a terminar el plato de lentejas mientras tú te comes unos huevos fritos con patatas, en su mente quedará como una imposición injusta, y no aprenderá la lección de que es importante comer sano.

3 comentarios:

Gohan dijo...

Predicar con el ejemplo es difícil, especialmente con esas personas que van dando lecciones gratuitas de moral a diestro y siniestro. En fin, es mejor vivir cada uno a su rollo y tratar de no imponer nada.

Nesta dijo...

@Gohan, yo me refería sobre todo a la educación de los hijos.

Janton dijo...

Es que tú también, Nesta, vaya ideas tienes, mira que ocurrírsete pedir al público en general que haga algo que requiere un mínimo esfuerzo...

No, hombre, no!! Mejor lo típico, ser hipócrita. El padre que dice a su hijo con el cigarrillo en la mano que no empiece a fumar, que es malísimo "ay si yo pudiera volver atrás..." O la mamá que da una charla contra las drogas a la hija adolescente, mientras ella se toma el tercer ibuprofeno del día (Cuando no un buen lingotazo de brandy) para "aguantar la tarde". Claro que eso no son drogas, no, solo "ayuditas" necesarias...

La hipocresía reina, amigo mío, la hipocresía reina...