viernes, 10 de abril de 2009

Aprendiendo a ser persona (XV)

Cabezota.

Si le pides a alguien que te diga algún defecto suyo, muchas personas dirán que son cabezotas. Es curioso, pero es una cualidad que a la gente no le cuesta reconocer, quizás porque a pesar de nombrarla como un defecto, la consideran en el fondo una virtud. Yo creo que lo confunden con la tenacidad. Si una persona tiene argumentos sólidos y está convencido de que lleva la razón, es tenaz, pero si a pesar de no llevar la razón y no tener ningún argumento a su favor que exponer, sigue en sus trece, entonces es cabezota. En ese caso, no es ninguna virtud. Aunque es algo inevitable, los más estúpidos son los que menos dudan.

4 comentarios:

Twat Boy dijo...

Es que el cabezota se empeña en que no lo es, y como es tan cabezota no hay quien le convenza... ni siquiera la persona más tenaz del mundo.
¡Un saludo a todos!

acoolgirl dijo...

Si que es cierto... Ser "cabezota" es algo que la gente dice siempre... debe ser el comodín de los defectos que se dicen para quedar bien.

Yo no me considero cabezota, la verdad... y tengo mil y un defectos!!

Un besoteee

Todd Morales dijo...

El que cree que Raúl debe seguir arrastrándose en el campo es un CABEZOTA.

Marc Vidal dijo...

Yo no soy cabezota, soy cabezón, en serio, me cuesta encontrar gorras a mi medida.

En cambio en el extranjero todo me cabe, así que lo que ocurre es que mi cabolo es medida Europea y correcta mientras el resto de vosotros amigos y compatriotas teneis mini-cabezitas.

Spain is different