jueves, 30 de abril de 2009

Los árbitros en España deberían ser extranjeros

Todos los años lo mismo, termina la jornada de liga y empiezan las críticas a los árbitros. Hay bastantes que son muy malos, no hacen bien su trabajo y deberían despedirlos, pero muchos otros lo que son es parciales.

La normativa arbitral dice que un árbitro del colegio andaluz no puede pitar un partido de un equipo de Andalucía. Esta normativa reconoce implícitamente la parcialidad de los árbitros, quienes se verían tentados de pitar un penalti a favor de su equipo, por ejemplo. Si no, no tiene sentido. Se parte además de la base de que el árbitro es aficionado al fútbol, y es de un equipo.

En primer lugar, que una persona haya nacido o se haya hecho árbitro en una ciudad, no significa que sea del equipo local. Pero incluso partiendo de esta falsa premisa, hay otro factor insalvable que nunca se tiene en cuenta.

Pongamos por ejemplo que yo soy árbitro del colegio asturiano y soy del Sporting de Gijón. No puedo pitar un partido de mi equipo, pero sí puedo pitar, por ejemplo, un Espanyol-Barcelona. Puede que, como está sucediendo esta temporada, el Sporting se esté jugando el descenso, y uno de sus rivales directos sea el Espanyol. A mi como aficionado del Sporting me gustaría que el Espanyol perdiese, pero además soy el árbitro del partido. Si tengo dudas en una jugada, puedo optar por favorecer al Barcelona y así, indirectamente favorecer a mi equipo. Pero también puede pasar lo contrario, que por demostrar (a los demás o a mí mismo) que soy totalmente imparcial, acabe favoreciendo al Espanyol de forma injusta.

Esto solo tiene una solución, encontrar árbitros que no sean de ningún equipo, y eso pasa irremediablemente por traer árbitros extranjeros, o haciendo las cosas bien, intercambiarlos con otros países.

6 comentarios:

antonio dijo...

la limitación geográfica es pocoa significativa. Lo importante es la integridad. Dado que objetividad química es imposible quedemonos con la subjetidad razonable.

mortiziia dijo...

Este mismo fin de semana me preguntaba por qué no habría árbitros de la UE (mínimo) en la Liga. Si los jugadores con nacionalidad de la Unión pueden desplazarse libremente de club a club (como el resto de ciudadanos en temas laborales, lógicamente), ¿por qué no es así con los árbitros? ¿No hay árbitros finlandeses que quieran pitar en España, ni árbitros españoles que prefieran estar en Grecia? Sería de lo más lógico...

Gohan dijo...

Lo que no meentra en la cabeza todavía es que no se implanten avances tecnológicos al fútbol como por ejemplo una versión adaptada del ojo de halcón del tenis, o el balón con chips para saber si el gol fantasma a sido o no. La tecnología está ahí, pero nunca dan el paso. Sería mucho mejor para el deporte.
En cuanto a los árbitros... qué decir, que siempre es la misma historia. Yo no me creo que un árbitro que pite en primera sea tan imparcial como nos lo pintan en la prensa deportivo-forofa. No tiene que ser fácil estar bajo tanta presión y es normal que se cometan errores.

n.vázquez dijo...

Para que los árbitros pudieran ejercer su labor en otros países tendrían que cobrar bastantte más; como los futbolistas de sus respectivas divisiones. Hoy día el sueldo de árbitro no es para tirar cohetes y ninguno de ellos son estrictamente profesionales del arbitraje; todos tienen una profesión aparte y,sinceramente, me parecería un auténtico follón el asunto de desplazamientos por avión entre los países asociados a la UEFA. Yo creo que el problema es que todos las sociedades, instituciones o estamentos que componen este mundo del fútbol tienen un ente al margen que los juzga desde fuera ante posibles infracciones: a los jugadores el Com. de árbitros o de competición (O disciplina,no sé ahora mismo); a los clubes la Federación; pero a los árbitros los juzgan los mismos árbitros; o sea, su propio grupo. Los jugadores y clubes que son los que sufren las injusticias de sus decisiones tendrían que tener gran parte de dicisión a la hora de enjuiciarlos y sancionarlos.

Nebulina dijo...

Hombre, lo ideal sería que fueran imparciales ocmo para que todo eso diera igual...es como si un juez de X comunidad, no pudiera juzgar a X delincuentes (y sabemos de que hablo..)
Un besazo!

Nesta dijo...

No tendrían que ser desplazamientos, sino traslados, como los fichajes. De esa forma además serían totalmente profesionales. Controlar a los árbitros desde fuera estaría bien si la entidad que los controla fuera imparcial, pero ¿quién se encarga de controlar a los árbitros? No me fío yo de eso. La corrupción judicial existe, pero no por esos motivos, los jueces no son forofos de una u otra comunidad. También es un problema, pero la solución no sería esa. En el caso del fútbol es distinto, porque aparte de las posibles irregularidades que puedan darse, los árbitros son aficionados (al menos la mayoría), y ya sabemos como es la gente de objetiva con su equipo. A mi también me pasa, no puedo ser objetivo en esas cirscuntancias, y los árbitros no tienen superpoderes para aislarse del resto del mundo y ser totalmente imparciales.

Otro caso es el tema de la profesionalización, está claro que cualquiera puede cometer errores, pero hay árbitros que los cometen más a menudo, y debería poder echarlos al igual que pueden echarnos a cualquiera de nuestros trabajos si somos unos inútiles.