martes, 7 de abril de 2009

Sobre los jefes

Es complicado encontrar un jefe que, además de caerte bien, sea bueno en su trabajo. Por lo general, los que mejor hacen de jefe son los que peor te caen, y los enrollados suelen ser los más inútiles. A mi me ha tocado el gordo, ni hace bien su trabajo, ni me cae bien (ni a mí ni a nadie). Espero algún día encontrar el caso contrario, pero entonces seguro que lo despiden a la semana y colocan a un inútil en su puesto.

Mucha gente prefiere llevarse bien con su jefe, caer bien y no tener que discutir nunca. No se pueden evitar las discusiones en el trabajo eternamente, en algún momento tendrás que enfrentarte con alguien y defender tu postura. A mi si me dan a elegir, escojo al que hace bien su trabajo, aunque me caiga mal. Además, si eres bueno trabajando y no te dejas pisotear, al final acaban tratándote mejor que a los que no se mojan.

12 comentarios:

Gohan dijo...

Hace unos años tuve un jefe que en principio parecía ser el mayor hijo de p**a del mundo, pero tras trabajar con él descubrí que me caía muy bien precisamente por ser tan exigente con los demás. Aprendí mucho en aquel tiempo y hoy en día todavía nos llamamos por navidad jeje. Debería escribir un post sobre él...

Nesta dijo...

@Gohan, algunos simplemente son unos hijos de p**a, pero normalmente los peores son los que van de buen rollito.

mortiziia dijo...

@Nesta, estoy contigo.

ANA dijo...

Dice el refrán, que del jefe y del mulo, mientras mas lejos, mas seguro. Un beso

acoolgirl dijo...

Estoy deacuerdo contigo.

Mi anterior jefe se hacía el majo (que eso no sé si es lo peor de todo) y el de ahora... pues como nunca está por aquí (por lo que me han dicho)... pues súper bien!! Jajaja!!!

Un besitooo

Nesta dijo...

@acoolgirl, no sé yo, los que no están nunca tampoco me generan mucha confianza. Ya sabes lo que dicen, ten a tus amigos cerca, y a tus enemigos aun más cerca.

Banyuken.es dijo...

Sin duda. Jefes, cumplidores, trabajadores y, muy importante: exigentes. Formas, las mejores posibles, fondo, monitorización diaria, revisión de objetivos constante, motivación al equipo, etc...

Nesta dijo...

@Banyuken, además cuando no te exigen es porque no pueden, generalmente porque ellos tampoco cumplen.

Tercera Opinión dijo...

Hola Nesta,
aprovecho que paso por aquí para agradecerte todos y cada uno de los comentarios que has puesto durante este tiempo en mi blog.

Como sé que ese pequeño rincón que mantengo domingo a domingo es más vuestro que mío, ha creado una sección con un listado de todos los bloggers que soléis participar en Tercera Opinión.

http://www.terceraopinion.net/blogs-interesantes/

De esta forma cualquiera que entre podrá, desde ahí, visitar también vuestros blogs.

Muchas gracias por tu tiempo.
Un abrazo.

Eloy.

Nesta dijo...

Eloy, es un placer leerte cada domingo. Yo hace tiempo que tengo un enlace a tu web en mi blogroll.

Saludos.

Introspectre dijo...

To.tal.men.te de acuerdo... Por cierto, mi jefe es uno del bando de los gordos... Creo que confunde buenas formas con debilidad de su autoridad, y por ahí viene todo... En el fondo es una cuestión de inseguridad en uno mismo... Ays...

Nesta dijo...

@Introspectre, parece que abundan de esos...