miércoles, 13 de mayo de 2009

La vida de Marcus Melberg

Marcus Melberg nació en Lappland, Suecia, el 4 de enero de 1962. Se licenció en derecho y comenzó a trabajar en un bufete de Estocolmo. Su vida transcurría como la de cualquier sueco, hasta que un día, mientras volvía a casa del trabajo, encontró una tarjeta en el suelo. La tarjeta tenía escrito su nombre, una dirección, una fecha y una hora. En un primer momento pensó en tirarla, pero la curiosidad se lo impidió. ¿Era una casualidad que tuviera su nombre escrito, o la habían puesto en su camino para que él la encontrara?

La tarjeta indicaba un edificio del centro y la fecha señalada era justo un mes después. Durante ese tiempo Marcus tuvo tiempo de cambiar de opinión en múltiples ocasiones. Primero desechó la idea de ir, por miedo a que fuese una especie de trampa. Después pensó que podría pasarse y echar un vistazo de lejos, pues la intriga que se iba formando en su interior era cada vez mayor. Y cambiando continuamente de idea pasaron los días; un día pensaba una cosa, y al siguiente la contraria.

El día del encuentro se levantó convencido de ir al lugar, al fin y al cabo era un sitio céntrico, con bastante tránsito, y a la luz del día. Además, quienquiera que le hubiese dejado esa tarjeta, podría haberle asaltado ese mismo día, pues la encontró en una calle solitaria cuando la luz del día ya se apagaba.

Justo cuando salía de su casa dispuesto a enfrentarse a la enigmática situación, la tensión acumulada durante ese tiempo y los nervios del momento, provocaron un fallo en su corazón, causándole un infarto que le produjo la muerte.

Ese mismo día, en otro punto de la ciudad, un hombre recibía una llamada de teléfono.

- Ha muerto.
- ¿Un infarto?
- Sí, mientras salía de su casa.
- Perfecto.

Una semana después, Elionor Carlsson encontraba una tarjeta con su nombre, un lugar y una fecha.

14 comentarios:

Gohan dijo...

¿? ¿Que es esto? ¿Un libro? ¿Una peli? ¿? Suena interesante...

Nesta dijo...

@Gohan, son cosas que se me ocurren y las escribo.

Gohan dijo...

Me imaginaba algo así, de todos modos es un buen comienzo para una peli o un libro. Desarróllalo a ver que sale... quizá te forres :)

ANA dijo...

Tiene intriga, me gusta, ¿porqué no lo sigues escribiendo?, ya sabes que todo lo que te propones lo haces bien. Un besito

ANA dijo...

Tiene intriga, me gusta, ¿porqué no lo sigues escribiendo?, ya sabes que todo lo que te propones lo haces bien. Un besito

ElGekoNegro dijo...

¡Pero está vivo!

Nesta dijo...

@Geko, ten en cuenta que en Suecia, Marcus Melberg es como aquí Juan Lopez, pero está bien muerto, te lo aseguro...

antonio dijo...

una segunda entrega no estaría nada mal. :)

Nesta dijo...

Si me animo a lo mejor escribo el segundo minicapítulo.

PC Expertos dijo...

Te felicito, qué líneas tan interesantes.

Cómo sigue la historia???

Nesta dijo...

@PC Expertos, tengo alguna idea para continuar la historia, pero hay que darle algunas vueltas todavía.

Todd Morales dijo...

Esto haría un buen corto de película.

Ender Muab'Dib dijo...

Pues a mí me has dejado con ganas de saber por qué querían que muriese. Si hubieses escrito 200 páginas más manteniendo la intriga las habría leído del tirón.

Uno más que pide continuación ;)

Introspectre dijo...

Genial historia, Nesta. Me ha gustado mucho.