lunes, 3 de agosto de 2009

Reformas constitucionales

La Constitución española está desfasada. Las leyes tienen que adaptarse a los nuevos tiempos, a la sociedad que avanza y evoluciona. Estas son mis propuestas de reforma:

Artículo 14.

Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Los españoles son iguales ante la ley, unos más iguales que otros.

Artículo 18.

1. Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad persona y familiar y a la propia imagen, salvo en los casos en los que no se garantice.

4. La Ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos.

La Ley limitará el uso de la informática para garantizar los ingresos y el bienestar económico de los miembros de la SGAE.

Artículo 20.

1. Se reconocen y protegen los derechos:

A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción, siempre que esas ideas y opiniones sean adecuadas.

Artículo 25.

2. Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social y no podrán consistir en trabajos forzados. El condenado a pena de prisión [...] tendrá derecho a un trabajo remunerado y a los beneficios correspondientes de la Seguridad Social, así como al acceso a la cultura y al desarrollo integral de su personalidad.

Se extienden estos derechos a los no condenados a pena de prisión.

Artículo 31.

1. Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio.

En caso de crisis económica esto este artículo queda invalidado, entrando en vigor el protocolo de "sálvese quien pueda".

Artículo 35.

1. Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.

Quienes se queden en casa sin hacer nada se considerarán funcionarios autónomos, no formando parte de las listas de desempleados.

Artículo 39.

3. Los padres deben prestar asistencia de todo orden a los hijos habidos dentro o fuera del matrimonio, durante su minoría de edad y en los demás casos en que legalmente proceda.

4. Los niños gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos.

Los niños tendrán total libertad para actuar como les plazca en el ámbito familiar, mientras que los padres deberán permitir sus comportamientos, sin coartar nunca su libertad.

Artículo 44.

1. Los poderes públicos promoverán y tutelarán el acceso a la cultura, a la que todos tienen derecho.

Tendrán derecho a la cultura aquellos que puedan pagarla. Los pobres tienen cosas más importantes de las que preocuparse (comer, por ejemplo).

Artículo 47.

Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.

Todos los españoles tienen derecho a invertir una fortuna en una vivienda para garantizar el bienestar económico de las clases altas. El mercado inmobiliario será el motor de la economía del país, la palabra especulación será progresivamente sustituida por inversión.

ANEXO.

Todo lo anteriormente expuesto tiene carácter informativo y no será en ningún caso vinculante.

2 comentarios:

Maybellene dijo...

Jeje muy buena, la fina ironía es lo tuyo, está claro :D Yo aquít engo el Código Civil que este año tenía varias asignaturas de Derecho y cuanddo quieras nos ponemos con ello, a ver si nos hacen caso jejejejeje

Nesta dijo...

@Maybellene, con el código civil hay que hilar más fino, ahí hay trabajo.