domingo, 27 de septiembre de 2009

Fotos que molestan

Las Juntas Generales de Guipúzcoa acordaron el pasado miércoles desaprobar la retirada de fotos de presos de ETA de las calles. PSOE y PP votaron en contra, supongo que porque piensan que es un enaltecimiento del terrorismo, o quizás porque las familias de las víctimas pueden sentirse molestas al ver como se exhiben las fotos de quienes mataron a sus padres, hermanos o hijos.

Yo me pongo en el lugar de esas familias y comprendo que les moleste ver esas fotos, comprendo que no les guste que se rinda homenaje a quienes están en la cárcel por haber matado, o haber colaborado con una banda terrorista que ha quitado cientos de vidas. Es duro tener que ver sus caras colgadas en carteles día tras día, en cada manifestación, en cada rincón en el que alguien decida mostrarlas.

Nos guste o no, ETA es parte de la historia de este país, igual que Hitler es historia de Alemania. Puede que dentro de 50 años ETA haya dejado de existir (o no), pero seguirá siendo parte de la historia. La historia es algo que hay que recordar (ya sabéis lo que les pasa a los pueblos que olvidan su historia, que se los lleva el hombre del saco), pero recordar no es homenajear. Para recordar algo no hay que ir colgando fotos por las calles (no creo que haya que empapelar Berlín con fotos de Hitler), o por ejemplo, levantando estatuas de presos de ETA que, para muchas personas en el pueblo vasco, son héroes de guerra (no olvidemos que en toda película hay dos bandos que se creen los buenos).

Hace 70 años que en nuestro país un señor tomó el control absoluto, instaurando una dictadura que duró 36 años. Durante los años de guerra anteriores, y durante la propia dictadura, los generales del ejército de Franco asesinaron indiscriminadamente a civiles por su ideología. Personas que nada tenían que ver con el conflicto se vieron arrastrados por no ser simpatizantes del régimen. Esto no lo sé solo por que lo digan algunos libros de historia, el pueblo de mi abuelo fue masacrado por estar lleno de personas con una mentalidad muy de izquierdas. Algunos de los mandos del ejército que ordenaron o participaron en dichas masacres tienen estatuas, calles y plazas con su nombre, como homenaje por sus heroicas acciones (porque de nuevo, hay dos bandos que se creen los buenos). Los familiares de las personas que fueron asesinadas sin comerlo ni beberlo por estos señores tienen que pasear cada día por esas calles y plazas, o contemplar las estatuas que rinden homenaje a quienes les arrebataron parte de sus vidas.

La dictadura de Franco también forma parte de la historia de nuestro país, nos guste o no, y es algo que no conviene olvidar. Pero yo de nuevo me pongo en el lugar de esas familias, y comprendo que les moleste ver esas estatuas, comprendo que no les guste pasearse por calles o plazas que rinden homenaje a quienes mataron a sus familiares.

No digo que sea fácil ninguna postura, lo que no entiendo es que se puedan tener posturas totalmente opuestas y marcadas en temas que, nos guste o no, son similares. No entiendo que el PP considere una vergüenza que se exhiban fotos de terroristas en manifestaciones, y se oponga de forma enérgica a la Ley de Memoria Histórica, sin termino medio. Quizás sea porque, en todo enfrentamiento, hay dos bandos que se creen los buenos.

2 comentarios:

Twat Boy dijo...

Es que el PP tiene un miedo atroz a condenar la dictadura, lo cual tendrían que explicar algún día con argumentos sólidos, no eso de que no conviene remover el pasado (!!!). No sé , quizá que el fundador de AP fuera en su día ministro del dictador tenga algo que ver...

Nesta dijo...

@Twat Boy, lo de los 2 bandos...