domingo, 6 de septiembre de 2009

Malos humos

"Los fumadores estamos perseguidos, cada día tenemos más restricciones, no tenemos libertad".

Esta frase no la ha pronunciado nadie, o sí; el caso es que es la idea que vienen expresando muchos fumadores desde hace tiempo, ahora que se reabre el debate sobre los pros y contras de prohibir fumar en espacios públicos.

Voy a dar mi opinión al respecto: se debería prohibir fumar en todos los espacios públicos; el que quiera fumar que lo haga en su casa. ¿Por qué digo esto? El derecho a fumar no puede nunca estar por encima del derecho a respirar aire libre de humo de tabaco del resto de la gente.

Argumentos que esgrimen algunos fumadores: el primero es que no se debería coartar su libertad de fumar. Eso es demagogia e hipocresía. A nadie le parece mal que se coarte la libertad de un asesino de matar a otra persona (solo las leyes lo prohiben, como animales que somos no debería ser algo bueno o malo). Creamos leyes para proteger a la mayoría de aquellos que quieran hacernos daño. Las leyes antitabaco (las de otros países, porque la nuestra es un chiste) son el equivalente a las leyes antihomicidios, antirobos, etc. Esas leyes que nadie cuestiona porque a nadie le gusta que le maten. Pues a mí no me gusta que me echen humo en la cara, ni entrar en un bar y tener que respirar humo de tabaco. Ni a mí, ni a mucha gente.

Otro argumento muy utilizado es que los coches y las fábricas también contaminan y que el mundo ya está contaminado. Eso es como decirle a una mujer violada que se dedique a la prostitución, total, ya que la han violado. También me parece mal que los coches y las fábricas contaminen, y si se aprobaran leyes que redujeran la cantidad de humo emitida, me parecería bien. Pero ese no es el tema.

En definitiva, la prohibición de fumar en espacios públicos no tendría siquiera que ser un debate; la gente que fuma tendría que ser lo suficientemente respetuosa con los demás como para no echarles humo, igual que cuando yo estornudo procuro taparme la cara y mirar a otro lado, y no le suelto una lluvia de mocos en la cara a nadie. Pero eso sería demasiado bonito.

P.S. Un apunte sin importancia que se me había pasado: el humo del tabaco puede provocar cáncer y otros problemas de salud a los fumadores pasivos. Eso esta feo, ¿no?

14 comentarios:

ElGekoNegro dijo...

Totalmente de acuerdo. Pero yo no dejaría fumar ni en la calle.

Alury dijo...

Pero por qué razón tengo que llegar yo los sábados por la noche a mi casa apestando a tabaco y tengo q dejar TODA la ropa (incluyendo la ropa interior) en la terraza?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿
¡Una pasada!
Y la tengo que dejar por fuera porque, aunque me la quite en el baño, huele desde mi habitación... ¬¬
Y no veas con las botas de ante... ¡4 días en la azotea para que se les vaya el olor!

Voy de discoteca y no bebo porque es malo para la salud, pero me tengo que tragar todo el humo de estos desconsiderados.

Deprisa dijo...

Pienso exactamente igual que tú, primero es el respeto a los demás y luego uno mismo.

No me gusta que me echen el humo de la cara ni acorten mi vida. Quien se quiera matar allá él pero que lo haga en su casa.

A ver si de verdad hacen una ley que proteja a los no fumadores y no el chiste que como bien apuntas, tenemos.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Lavin chavales, hay que educar y no legislar! el prohibicionismo no lleva a ningun lado...
Como consumidores teneis la libertad de favorecer los locales que mas os gusten brindandoles vuestra presencia, si perteneceis a esa minoria no fumadora E intolerante con los fumadores es un problema vuestro. Yo solía ir a un bar que se llenaba hasta las trancas de humo, lo hablamos con el dueño e instaló extractores de humo, filtros de carbono y generadores de ozono y asunto resuelto! Hay soluciones antes de entrar a saco a legislar. Queda muy bonito para los políticos ponerse del lado de la "salud publica y la moral recta" pero a pie de calle el problema es que "los que ni fuman ni dejan fumar" sois una minoría y esto es un problema económico para cualquier dueño de cualquier local... un problema que no se pueden permitir ovbiamente.
Yo lo admito, no me gusta como huele mi ropa despues de una noche de discoteca pero no por ello pienso que de las 300 personas que pueden haber en una discoteca tengan que apagar sus cigarrillos 100 o mas por ello... en fin, he intentado expresar mi opinion con respeto asi que por favor, aunque no esteis de acuerdo intentad hacer lo mismo.

pd:en el tema de la salud no me meto, que hasta el pan bimbo que se te cuela un poco en la tostadora da cancer...

pd:jeje, siento que mi primer comentario en tu blog sea para meter caña, aparte de eso decirte que llevas un blog cohonudo! :D

Nesta dijo...

Hay que educar y legislar. Hay leyes que prohíben matar, pero está claro que lo ideal es educar a la gente para que no quiera matar, no atiborrar las cárceles. Eso no significa que mientras la gente se conciencie, dejemos asesinos sueltos por las calles. Y que conste que soy totalmente partidario de educar antes que prohibir, pero desafortunadamente hay mucha gente que necesita tener un policía detrás para hacer las cosas bien. En el post además ya comento que la prohibición de fumar en espacios públicos no debería ser un debate, la gente tendría que respetar a los demás por iniciativa propia. Pero para que eso pase habría que intervenir en la educación de la gente (cosa imposible en la práctica), así que por lo menos que las leyes sirvan para proteger al perjudicado de todo esto, que no deja de ser el fumador pasivo. El derecho a fumar es algo así como el derecho a dar patadas en los huevos.

Anónimo dijo...

El problema es que hay un engaño de fondo. El que cree que puede fumar "a diestro y siniestro" y no hace daño a nadie es porque SÓLO le han hablado de cáncer que, cierto, es uno de los peligros del tabaco pero no el único. Los enfermos de pulmón (asmáticos, personas con EPOC y otros) no pueden ni oler el humo porque se exponen a sufrir broncoespasmo, disnea que puede desembocar en muerte en el momento. Y nadie nace enfermo (o casi nadie), los que no tienen esas enfermedades son propensos a padecerlas por el humo activo o pasivo a poco que la genética intervenga mínimamente.
Eso no os lo cuenta nadie porque en el fondo no interesa que el público tenga tanta información. Si pensais que me lo invento, buscad lo que significan: EPOC, disnea y broncoespasmo. Si teneis una silla a mano cuando lo esteis leyendo, mucho mejor.

n.vázquez dijo...

Nefta; se te ha olvidado otro de los argumentos demagógicos que esgrimen muchos fumadores: que se trata de una industria que da de comer a muchas familias; osea, como las fábricas de armamento y de armas bacteriológicas.
Yo creo que se trata más bien de respeto y de conciencia social, algo muy escaso en nuestro planeta. La mayoría de la gente es es muy egoísta y le importa un c....si a tí te afecta algo que provenga de sus costumbres o hábitos; no hablamos ya si afectara a sus intereses materiales...
Me imagino cómo les sentarían a determinados fumadores si, al igual que ellos, hubiese una gran cantidad de gente que se fuera pegando "cuescos" olorosos en sitios públicos sin ningún reparo. Y que además defendiera tal hábito abiertamente. En el fondo no se trata más que de gas metano,no?.
Creo que ya está bien de paranoias. Aquí, nada más te descubren las vergüenzas aparace el tema de la conspiración y la persecución (P.E.: PP= Partido Paranoico). Lo triste es que nos hemos llevado toda la vida soportando estoicamente, primero la ignorancia, y ahora, añadida, la insolencia de los fumadores maleducados (los hay educados, por supuesto, y muchos) en aulas, bares, salas, hospitales, etc. Y como tu dices, mientras la gente se educa habrá que complementarla con normas, que ya es triste tener que recurrir a la Ley cuando falta el sentido común. No se trata de factores excluyentes como algunos nos lo quieren presentar, pues son perfectamente compatibles la Ley y la educación.

Miriam dijo...

Creo que el problema aparece cuando pasas de todo a nada, de que fumen en todas partes a prohibirlo. Si es tabaco es malo, es malo para todo...

Todd dijo...

A menos que vivas sólo o que toda tu familia fume, el único lugar que me parece adecuado para fumar es el patio de la casa.

chiruste dijo...

permiso...

vivo en Uruguay, nuestro presidente es medico( oncólogo)Así que unos de sus primeros planteos fue una legislación que prohíbe fumar en espacios públicos y en algunos privados por Ej. restaurantes, lugares bailables cine, teatros, transporte publico
Es un placer ir a cenar en un lugar 100% sin humo.
También, la legislación va acompañada de un aumento en el precio del cigarro.

Educar y legislar

saludos

ANA dijo...

Vaya un tema polémico, el próximo que trates que sea "TOROS SI, O TOROS NO". Yo estoy totalmente de acuerdo contigo,he sido fumadora pero respetuosa con las personas de mi alrededor a las que molestaba el tabaco, el ser fumador no debe ir unido a la poca educación. Estoy de acuerdo hay que educar y mientras tanto legislar y hacer cumplir esas leyes, porque de poco sirve si no se cumplen y nadie hace nada.

Nesta dijo...

@chiruste, y seguro que no ha sido el fin del mundo ni la ruina total, a todo se acostumbra la gente. A ver si aquí hacen lo mismo.

@ANA, toros NO ;)

Janton dijo...

Sí pero...

Respirar el aire de Barcelona es peor que el de cualquier disco llena de fumadores (Y no hablo por hablar, que sé cuantos afectados por patologías respiratorias pasan a mejor vida cada vez que descarga un barco de soja en el puerto...) y no veo que nadie lo prohiba ni ponga la foto de unos pulmones tumorados en el letrero de "Barcelona Municipio de Europa" que hay a la entrada de la Diagonal.

Por tanto, prohibición del tabaco, vale, sí, pero para ser justo también de todos los demás productos que causan enfermedades respiratorias mortales, que son unos cuantos más de los que tú imaginas...

Nesta dijo...

@Janton, de acuerdo, pero vayamos por parte, no creo que haya que esperar a prohibirlo todo a la vez. No digo que se empiece con el tabaco, digo que se empiece con algo, porque de momento no se hace nada de nada. Que algo se haga mal no justifica que se haga mal todo.