martes, 3 de noviembre de 2009

Firma deforme (o forma de firma)

Acabo de firmar más de 1500 folios; todo el expediente de regulación de empleo temporal de mi empresa, por quintuplicado. Al final de la maratoniana sesión, la mano me sudaba y la muñeca me dolía. A ver como explico yo eso sin que suene mal.

Cuando tienes que firmar tantas veces acaba sucediendo algo inevitable, tu firma se va deformando poco a poco, acortándose conforme avanzan las páginas, hasta convertirse en un garabato que te lleva solo la mitad de tiempo hacer. Si para estas cosas revisan las firmas una por una, seguro que no lo aprueban, porque las primeras no se parecen en nada a las últimas.

Ahora lo tiene que revisar la autoridad laboral, y si lo aprueba y los plazos no se dilatan, a partir del 1 de diciembre comenzará la reducción de jornada, que todavía no estoy seguro de si me va a afectar o no. En principio estamos todos dentro del mismo saco. Ya veremos que pasa.

De regalo os dejo con una frase increíble, que un antiguo jefe de un compañero le dijo hace años. "Mercenarios siempre, putas solo cuando haga falta". Ahí queda eso.

6 comentarios:

Ellohir dijo...

La frase es jodidamente buena.

antonio dijo...

Claro. Después lo edulcoramos con un toque de "apariencia sutil" y una pizaca de "saber estar", llámese adaptarse a las circunstancias y ya tienes el cocido a punto.
¡ Cuanto trabajo me cuesta entender al 95% de los empresarios ! Será que soy muy torpe.

Janton dijo...

Yo también me quedo con la frase, es la pura y dura realidad de los trabajadores/as...

Por cierto cuídate esa muñeca... Y no te molestes en tratar de explicar a nadie por qué te duele...

n.vázquez dijo...

el elemento en cuestión está muy equivocado. Cualquier puta tiene más dignidad que el autor de la frase; seguro. Una cosa es "vender" o "alquilar" tu trabajo, tu esfuerzo, y otra es vender tu dignidad.

Alury dijo...

Uhhhh... Te sudaba la mano y te dolía la muñeca ?¿?¿?¿?¿?¿ xD

Maybellene dijo...

Joder, cómo está el percal. Qué horror. Y sí, debe ser cansado firmar tanto, encima para eso, anda que...