martes, 29 de diciembre de 2009

220.000

Gracias al cine, la historia recordará durante muchos años a Oskar Schindler, responsable de salvar la vida a más de 1.200 judíos durante el Holocausto. Pero durante esa época, hubo otros personajes que ayudaron a salvar muchas más vidas, que posiblemente sean desconocidos para la mayoría de la gente. Es lo que tiene la gran pantalla.

Raoul Wallenberg. Diplomático sueco miembro de una prestigiosa familia, entregó una gran cantidad de pasaportes protegidos (Schutz Pass) a judíos húngaros que los acreditaba como ciudadanos suecos en espera de repatriación, incluso sobornando en algunos casos a las autoridades alemanas. También alquiló casas para refugiados judíos con fondos de la embajada, camuflándolas con letreros falsos en los que ponía, "Biblioteca de Suecia", o "Instituto Sueco de Investigaciones", y albergó a algunos refugiados en las delegaciones suecas de Budapest.

Una historia apócrifa, cuenta que fue el responsable de persuadir a un general alemán, para que ingnorara las órdenes directas de Adolf Hitler para destruir los guetos de Budapest y asesinar a sus habitantes. De ser cierta esta historia, Wallenberg habría salvado la vida a unas 100.000 personas. De lo que no cabe duda es que salvó a miles de judíos húngaros falsificando pasaportes.

Constantin Karadja. El príncipe Constantin Jean Lars Anthony Démétrius Karadja, diplomático rumano y jurista, fue un gran defensor de los derechos humanos, y salvó la vida de más de 50.000 personas, especialmente de Alemania, Francia y Hungría, pero también de países como Grecia o Italia, emitiendo visados rumanos.

Gilberto Bosques. Fue profesor, periodista, político y diplomático mexicano. Como cónsul de México en Marsella, emitió visados mexicanos para unos 40.000 judíos y refugiados políticos, que pudieron huir a México y otros países. Además de salvar la vida a miles de judíos, ayudó a refugiados españoles republicanos a huir del régimen franquista.

Aristides de Sousa Mendes. Fue un diplomático portugués que, durante el Holocausto, como cónsul de Portugal en Burdeos , expidió visados portugueses para miles de refugiados, desoyendo la circular emitida por el dictador luso António de Oliveira Salazar, en la que se prohibía expresamente la emisión de visados a extranjeros de nacionalidad indefinida, contestada o en litigio; los apátridas; los judíos expulsados de su país de origen o del país del cual sean ciudadanos.

Se calcula que salvó la vida a unas 30.000 personas, a pesar de que Salazar tomó medidas contra él, cesándolo en su cargo de cónsul. Incluso mando a funcionarios a apresarlo, pero este consiguió cruzar la frontera francesa junto con otros refugiados y entrar en España para, posteriormente, pasar a Portugal. Es considerado el "Oskar Schindler portugués".

Además de estos personajes, la lista de personas e instituciones que ayudaron a judíos durante el Holocausto es muy extensa.

Fuentes: Wikipedia y la Fundación Internacional Raoul Wallenberg.

1 comentario:

Isabel dijo...

gracias por el toque histórico, estas personas deberían ser conocidas y reconocidas como heroes, porque arriesgaron sus vidas por la de los demás.

un abrazo y feliz año nuevo.