lunes, 25 de enero de 2010

Terremotos y solidaridad a la carta

Atentos a esta clasificación:



Es la lista de los 10 países más pobres del mundo según el Índice de Desarrollo Humano. Como se puede observar, Haití no está en esa lista, pero no le falta mucho. Seguramente, si Haití fuera un país africano, estaría en la lista. En Sierra Leona, por ejemplo, el 90% de la población es analfabeta, y la tasa de mortalidad materna es la más alta del mundo. En Liberia, la tasa de paro es del 88%, la segunda más alta del mundo, por detrás tan solo de Zimbabue, que ni siquiera aparece en la lista. En Burundi, aproximadamente el 80% de la población vive bajo la línea de la pobreza.

Si mañana ocurriera una catástrofe de similar magnitud que la de Haití en uno de estos países, seguramente llegaría más ayuda económica y humanitaria de la que llega actualmente. Y no es que la necesiten menos. No son menos pobres por no salir cada día en los telediarios. Pero tranquilos, no os voy a pedir que colaboréis con alguna ONG presente en estos países.

La pregunta es, ¿tiene que ocurrir una desgracia para que la gente se vuelva solidaria? O mejor, ¿es la tragedia motivo suficiente para serlo? ¿Se merece más nuestra ayuda Haití por haber sufrido un terremoto, que al fin y al cabo es un fenómeno natural, que otros países cuya situación de extrema pobreza está causada en gran parte por nuestro estilo de vida?

4 comentarios:

ANA dijo...

Soy de tu misma opinión.

Nimbusaeta dijo...

Exacto. Pero es lo que tiene el poder de los medios...

Irune dijo...

no reaccionamos hasta que no nos estalla en las narices...

Nesta dijo...

@Nimbusaeta, si no sale en las noticias, no existe.

@Irune, y aunque la gente reaccione, al cabo de una semana estamos inmersos en nuestra propia vida, y la situación en esos países no mejore sustancialmente, pero tenemos la conciencia más limpia.