sábado, 26 de junio de 2010

Alimentos ecológicos y gasolina sin plomo

Acabo de pasar por una pequeña feria de alimentos ecológicos que han puesto cerca de donde vivo. Unos productos muy apetecibles, seguramente de mayor calidad que lo que puedes comprar en un supermercado. También bastante más caros.

En la propaganda y los carteles que tenían colgados, el principal argumento para convencer a la gente de que comprase productos ecológicos era ayudar a proteger el medio ambiente. Yo creo que bastaba con decir que los tomates ecológicos están más buenos que los del Mercadona, y eso es suficiente para que sean más caros. No hacía falta recurrir al medio ambiente.

A unos 15 metros del puesto, un generador de gasolina alimentaba a los diferentes puestos para mantener neveras, luces y demás, expulsando monóxido de carbono. Hubiera sido más ecológico usar energía solar (sobre todo con el pedazo de día que hace), pero de momento, es mucho más cara. Y yo comprendo que no puedan invertir tanto dinero para esa pequeña feria. A mí me pasa lo mismo con los alimentos ecológicos, así que mientras bajan de precio, seguiré comprando tomates del Mercadona.

miércoles, 23 de junio de 2010

La reforma laboral, algunos apuntes (II)

(Primera parte)

Apartado 2 del artículo 41
(Modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo):

A: Las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo podrán ser de carácter individual o colectivo.
Se considera de carácter individual la modificación de aquellas condiciones de trabajo de que disfrutan los trabajadores a título individual.
Se considera de carácter colectivo la modificación de aquellas condiciones reconocidas a los trabajadores en virtud de acuerdo o pacto colectivo o disfrutadas por éstos en virtud de una decisión unilateral del empresario de efectos colectivos.
La modificación de las condiciones establecidas en los convenios colectivos regulados en el Título III de la presente Ley sólo podrá producirse por acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores y respecto de las materias a las que se refieren los párrafos b), c), d) y e) del apartado anterior.

D: Se considera de carácter individual la modificación de aquellas condiciones de trabajo de que disfrutan los trabajadores a título individual.
Se considera de carácter colectivo la modificación de aquellas condiciones reconocidas a los trabajadores en virtud de acuerdo o pacto colectivo o disfrutadas por éstos en virtud de una decisión unilateral del empresario de efectos colectivos.

Las condiciones sustanciales de trabajo son:

a) Jornada de trabajo.
b) Horario y distribución del tiempo de trabajo.
c) Régimen de trabajo a turnos.
d) Sistema de remuneración.
e) Sistema de trabajo y rendimiento.
f) Funciones, cuando excedan de los límites que para la movilidad funcional prevé el artículo 39 de esta Ley.

Con la modificación de este artículo, se suprime la obligatoriedad de acuerdo entre empresa y trabajadores para realizar modificaciones sobre las materias de los párrafos b), c), d) y e). Se aplica esta modificación para flexibilizar estas condiciones cuando existan causas económicas, técnicas u organizativas, pero atendiendo a los cambios en la manera de interpretar esto, volvemos a lo mismo, prácticamente cualquier empresa podrá alegar causas técnicas u organizativas en casi cualquier momento. Y lo más grave de esto es el párrafo d), el sistema de remuneración.

Supongamos que la empresa decide que, por causas organizativas, hay que modificar las condiciones de trabajo, y que a partir de ahora, la remuneración será, un 50% del sueldo, y el resto como pago en especies. Imagina que la empresa es Inditex. Algunos trabajadores puede que se gasten la mitad de su sueldo en ropa, pero yo personalmente prefiero comer tres veces al día. Con la modificación de este artículo la empresa podrá cambiar el sistema de remuneración sin llegar a un acuerdo con los trabajadores.

Apatado 1 del artículo 47 (Suspensión del contrato o reducción de jornada por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción o derivadas de fuerza mayor):

A: El contrato de trabajo podrá ser suspendido, a iniciativa del empresario, por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, con arreglo al procedimiento establecido en el artículo 51 de esta Ley y en sus normas de desarrollo, excepto en lo referente a las indemnizaciones, que no procederán.
La autorización de esta medida procederá cuando de la documentación obrante en el expediente se desprenda razonablemente que tal medida temporal es necesaria para la superación de una situación de carácter coyuntural de la actividad de la empresa. En este supuesto, el plazo a que se refiere el apartado 4 del artículo 51 de esta Ley, relativo a la duración del período de consultas, se reducirá a la mitad y la documentación justificativa será la estrictamente necesaria en los términos que reglamentariamente se determinen.

D: El contrato de trabajo podrá ser suspendido a iniciativa del empresario por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, con arreglo al procedimiento establecido en el artículo 51 de esta Ley y en sus normas de desarrollo, con las siguientes especialidades:
a) El procedimiento será aplicable cualquiera que sea el número de trabajadores de la empresa y del número de afectados por la suspensión.
b) El plazo a que se refiere el artículo 51.4, relativo a la duración del período de consultas, se reducirá a la mitad y la documentación será la estrictamente necesaria en los términos que reglamentariamente se determinen.
c) La autorización de esta medida procederá cuando de la documentación obrante en el expediente se desprenda razonablemente que tal medida temporal es necesaria para la superación de una situación de carácter coyuntural de la actividad de la empresa.
d) La autorización de la medida no generará derecho a indemnización alguna.


El párrafo a) permite la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo a una sola persona, con todas las suspicacias que eso levanta. La aprobación de un ERE debería ir encaminada a reducir los costes durante un periodo de crisis, no a despedir arbitrariamente a las personas que más le convenga a la empresa. Esto, y lo digo por experiencia propia, es darle alas a la empresa para hacer lo que le venga en gana, y quitar de en medio a los trabajadores que molesten.

Sobre las medidas para la mejora de la intermediación laboral, que son las que más deberían preocuparnos (¿alguien duda de la ineficacia del INEM y de los Servicios de Empleo autonómicos?), solo se habla de las Agencias de colocación, como entidades externas colaboradoras con los servicios públicos de empleo. Balones fuera.

Apartado 4 del Artículo 21.bis de la Ley 56/2003 de Empleo:

En todo caso, sin perjuicio de las obligaciones previstas en este capítulo y de las específicas que se determinen reglamentariamente, las agencias de colocación deberán:
a) Suministrar a los servicios públicos de empleo la información que se determine por vía reglamentaria, con la periodicidad y la forma que allí se establezca sobre los trabajadores atendidos y las actividades que desarrollan, así como sobre las ofertas de empleo y los perfiles profesionales que correspondan con esas ofertas.
b) Elaborar y ejecutar planes específicos para la colocación de trabajadores desempleados integrantes de los colectivos mencionados en el artículo 26, que concluyan con la colocación de aquéllos, en los términos que se determinen reglamentariamente en función de la situación del mercado de trabajo.
c) Disponer de sistemas electrónicos compatibles y complementarios con los de los servicios públicos de empleo.
d) Garantizar la aplicación y el cumplimiento de la normativa vigente en materia laboral y de Seguridad Social.
e) Cumplir con las normas sobre accesibilidad universal de las personas con discapacidad.
5. Las agencias de colocación autorizadas podrán ser consideradas entidades colaboradoras de los servicios públicos de empleo mediante la suscripción de un convenio de colaboración con los mismos, con el alcance previsto en las normas de desarrollo de esta Ley y en los propios convenios que se suscriban.

Elaborar y ejecutar planes específicos para la colocación de trabajadores desempleados. Es como decir que la principal medida para salir de la crisis es elaborar y ejecutar planes específicos para mejorar la situación económica.

He estado ojeando también la parte relativa a las ETTs, y la verdad que esta parte sí introduce mejoras sustanciales para favorecer los derechos y las condiciones de los trabajadores contratados a través de estas empresas. Pero hay un punto que contradice al reiterado interés mostrado en el documento de fomentar el trabajo estable y los contratos indefinidos:

Disposición adicional cuarta. Validez de limitaciones o prohibiciones de recurrir a empresas de trabajo temporal.

A partir del 1 de enero de 2011, se suprimen todas las limitaciones o prohibiciones actualmente vigentes para la celebración de contratos de puesta a disposición por las empresas de trabajo temporal, con la única excepción de lo establecido en la disposición adicional segunda de esta ley. A partir de esa fecha, las limitaciones o prohibiciones que puedan ser establecidas sólo serán válidas cuando se justifiquen por razones de interés general relativas a la protección de los trabajadores cedidos por empresas de trabajo temporal, a la necesidad de garantizar el buen funcionamiento del mercado de trabajo y de evitar posibles abusos.

Por un lado se intenta incentivar el contrato indefinido, y por otra se da vía libre para la contratación mediante ETT, con lo cual dejamos en manos del empresario la decisión, y después de ver la pasta de la que están hechos los empresarios de este país, pues ya podemos hacernos una idea de lo que va a pasar. Personalmente hubiera preferido que, esa suspensión de limitaciones a la hora de contratar mediante ETT tuviera una fecha límite.

Se modifica también la normativa para intentar evitar el rechazo de ofertas por parte de los demandantes de empleo, una medida que se antojaba más que necesaria, pero que debería ir acompañada de un requisito de calidad mínima de los trabajos ofertados.

martes, 22 de junio de 2010

La reforma laboral, algunos apuntes (I)

He estado echándole un vistazo al texto del BOE en el que se explican las modificaciones de la reforma laboral que el gobierno pretende aprobar en breve. Básicamente, se han modificado y añadido diversos artículos al Estatuto de los Trabajadores, la Ley de la Seguridad Social, la ley que rige el funcionamiento de las ETTs y otras leyes y normativas del ámbito laboral. Si bien los objetivos marcados en el texto están bastante claros, hay unos cuantos puntos que son, como poco, llamativos. Voy a dividir la entrada para que no sea tan larga.

Letra a) del apartado 1 del artículo 15 del Estatuto de los Trabajadores (duración del contrato):

Antes: Cuando se contrate al trabajador para la realización de una obra o servicio determinados, con autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad de la empresa y cuya ejecución, aunque limitada en el tiempo, sea en principio de duración incierta.

Después: Cuando se contrate al trabajador para la realización de una obra o servicio determinados, con autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad de la empresa y cuya ejecución, aunque limitada en el tiempo, sea en principio de duración incierta. Estos contratos no podrán tener una duración superior a tres años ampliable hasta doce meses más por convenio colectivo de ámbito sectorial estatal o, en su defecto, por convenio colectivo sectorial de ámbito inferior. Transcurridos estos plazos, los trabajadores adquirirán la condición de trabajadores fijos de la empresa.

Un punto que puede ser favorable para los trabajadores, pero que quizás no se adapte a ciertos mercados. Me ha sorprendido ver que en la Ley del Estatuto no se especificaba ya un tiempo máximo para contratos de duración determinada. Supongo que algunos convenios ya estaban regulando esto, porque he escuchado en varias ocasiones a gente comentar que ya llevaban dos o tres años con un contrato temporal y que tenían que hacerles fijos o no renovarles.

Yo personalmente no veo como va esta medida a favorecer el principal objetivo perseguido por esta reforma, disminuir el desempleo. Más bien, muchas empresas, ante la tesitura de verse obligados a hacer a un trabajador indefinido, en la situación en la que nos encontramos, opten por no renovara a algunos trabajadores. Veremos como funciona esto.

Letra c) del artículo 49.1 (extinción del contrato):

A: Por expiración del tiempo convenido o realización de la obra o servicio objeto del contrato. A la finalización del contrato, excepto en los casos del contrato de interinidad, del contrato de inserción y de los contratos formativos, el trabajador tendrá derecho a recibir una indemnización de cuantía equivalente a la parte proporcional de la cantidad que resultaría de abonar ocho días de salario por cada año de servicio, o la establecida, en su caso, en la normativa específica que sea de aplicación.

D: Por expiración del tiempo convenido o realización de la obra o servicio objeto del contrato. A la finalización del contrato, excepto en los casos del contrato de interinidad y de los contratos formativos, el trabajador tendrá derecho a recibir una indemnización de cuantía equivalente a la parte proporcional de la cantidad que resultaría de abonar doce días de salario por cada año de servicio, o la establecida, en su caso, en la normativa específica que sea de aplicación.

Se aumenta el número de días por año trabajado de indemnización para contratos de duración determinada, aunque para que las empresas no se asusten, se hará de forma muy paulatina (exageradamente paulatina en comparación con el resto de medidas).

La indemnización prevista a la finalización del contrato temporal establecida en el artículo 49.1 c) de esta Ley se aplicará de modo gradual conforme al siguiente calendario:
– Ocho días de salario por cada año de servicio para los contratos temporales que se celebren hasta el 31 de diciembre de 2011.
– Nueve días de salario por cada año de servicio para los contratos temporales que se celebren a partir del 1 de enero de 2012.
– Diez días de salario por cada año de servicio para los contratos temporales que se celebren a partir del 1 de enero de 2013.
– Once días de salario por cada año de servicio para los contratos temporales que se celebren a partir del 1 de enero de 2014.
– Doce días de salario por cada año de servicio para los contratos temporales que se celebren a partir del 1 de enero de 2015.

Atentos que llega lo bueno.

Apartado 1 del artículo 51 (Despido colectivo, los ahora tan de moda Expedientes de Regulación de Empleo):

Voy a poner solo la parte que ha cambiado.

A: Se entenderá que concurren las causas a que se refiere el presente artículo cuando la adopción de las medidas propuestas contribuya, si las aducidas son económicas, a superar una situación económica negativa de la empresa o, si son técnicas, organizativas o de producción, a garantizar la viabilidad futura de la empresa y del empleo en la misma a través de una más adecuada organización de los recursos.

D: Se entiende que concurren causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa. A estos efectos, la empresa tendrá que acreditar los resultados alegados y justificar que de los mismos se deduce mínimamente la razonabilidad de la decisión extintiva.
Se entiende que concurren causas técnicas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los medios o instrumentos de producción; causas organizativas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los sistemas y métodos de trabajo del personal y causas productivas cuando se produzcan cambios, entre otros, en la demanda de los productos o servicios que la empresa pretende colocar en el mercado. A estos efectos, la empresa deberá acreditar la concurrencia de alguna de las causas señaladas y justificar que de las mismas se deduce mínimamente la razonabilidad de la decisión extintiva para contribuir a mejorar la situación de la empresa o a prevenir una evolución negativa de la misma a través de una más adecuada organización de los recursos, que favorezca su posición competitiva en el mercado o una mejor respuesta a las exigencias de la demanda.

Cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los medios o instrumentos de producción.
Cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los sistemas y métodos de trabajo del personal y causas productivas cuando se produzcan cambios, entre otros, en la demanda de los productos o servicios que la empresa pretende colocar en el mercado.


Estas dos frases dejan la puerta abierta a que cualquier empresa lleve a cabo una sustancial reducción de plantilla en cualquier momento, independientemente de la situación económica de la misma. Si una empresa no es capaz de adaptarse a cambios en los medios o instrumentos de producción sin despedir a parte de su plantilla, más vale que cierren y se dediquen a otra cosa.

Letra c) del artículo 52 (Extinción por causas objetivas):

A: Cuando exista la necesidad objetivamente acreditada de amortizar puestos de trabajo por alguna de las causas previstas en el artículo 51.1 de esta Ley y en número inferior al establecido en el mismo. A tal efecto, el empresario acreditará la decisión extintiva en causas económicas, con el fin de contribuir a la superación de situaciones económicas negativas, o en causas técnicas, organizativas o de producción, para superar las dificultades que impidan el buen funcionamiento de la empresa, ya sea por su posición competitiva en el mercado o por exigencias de la demanda, a través de una mejor organización de los recursos.

D: Cuando concurra alguna de las causas previstas en el artículo 51.1 de esta Ley y la extinción afecte a un número inferior al establecido en el mismo.

O lo que es lo mismo, se habilita la posibilidad de despedir a una persona sin Expediente de Regulación de por medio, pero ahora sin la necesidad de acreditar la necesidad de esta medida para superar las dificultades que impidan el buen funcionamiento de la empresa.

sábado, 19 de junio de 2010

El hábito no hace a la monja

viernes, 18 de junio de 2010

DNIs

La redacción de este blog, que está formada por un mono con sombrero y una foto de Iñaki Gabilondo, ha tenido acceso a los deeneis de algunos personajes famosos. La absoluta credibilidad mostrada hasta ahora por este equipo avala la veracidad de esta entrada.

Díaz Ferrán.



Un funcionario.



El hombre invisible.



Jason (Viernes 13).



Luis José Beltrán Calvo.



Sandra Bullock.



Cristiano Ronaldo.



Teddy Bautista.



Nuestras fuentes nos informan de que es posible que tengamos acceso a más documentación. Os mantendremos informados.

miércoles, 9 de junio de 2010

La inteligencia está sobreestimada

Me refiero a la inteligencia racional, la que se puede medir con pruebas de aptitud. También existe la inteligencia emocional, que en un principio puede parecer una tontería para vender libros de autoayuda, pero que es algo realmente importante.

No digo que ser inteligente en el sentido académico de la palabra sea algo negativo. Todo lo contrario, ser inteligente es algo verdaderamente útil, que te permite comprender conceptos más complejos, y en general es una buena herramienta para desenvolverte por la vida.

Pero no basta con ser un cerebrito. Las habilidades sociales para relacionarnos con los demás, por ejemplo, son algo imprescindible para desarrollarnos como personas, como seres sociales que somos. Algunas de las mentes más brillantes del mundo tienen problemas para relacionarse con los demás. Esto no solo les impide ser todo lo felices que podrían, sino que priva a muchas personas de una compañía que sin duda sería enriquecedora.

En general las habilidades emocionales están subestimadas en nuestra sociedad, pero hay otras capacidades que, sin estar infravaloradas por la sociedad en general, no tienen la importancia que se merecen en el ámbito educacional. Una de estas capacidades es la creatividad.

Ser creativo es quizás una de las mejores cualidades que una persona puede tener. La creatividad es algo innato en el ser humano, pero en una sociedad que encumbra los méritos académicos, no se potencian lo suficiente durante la educación las habilidades relacionadas con esta. Es más, con los años, vamos perdiendo esa creatividad que suele ser característica en los niños.

La mayoría de los padres desaconsejarían a sus hijos que fueran pintores, músicos o cualquier profesión en la que la creatividad suele ser el factor dominante. No es que en otros trabajos no haya creatividad, pero por lo general las personas mejor consideradas son las que hacen bien las cosas, sin salirse de las normas, y las personas creativas son vistas por los demás como inadaptados o personas sin aptitudes.

A pesar de todo esto, admiramos las obras de arte, la música, el cine o un buen libro; obras de mentes creativas.

La inteligencia no es más que una herramienta que hay que saber usar, es una cualidad más, pero no la única. Está claro que ser racional y pensar bien las cosas antes de actuar nos ayuda a conseguir muchas cosas, pero también lo es que pensar demasiado puede llevarte a no actuar, porque en ocasiones las circunstancias nos superan y nuestra mente no es capaz de determinar con precisión la mejor opción.

Estoy totalmente convencido que, en un mundo tan cambiante y en constante progreso, el futuro es de las personas que mejor sepan adaptarse, y para eso hay que olvidar muchas de las cosas aprendidas y crear otras nuevas.