sábado, 26 de junio de 2010

Alimentos ecológicos y gasolina sin plomo

Acabo de pasar por una pequeña feria de alimentos ecológicos que han puesto cerca de donde vivo. Unos productos muy apetecibles, seguramente de mayor calidad que lo que puedes comprar en un supermercado. También bastante más caros.

En la propaganda y los carteles que tenían colgados, el principal argumento para convencer a la gente de que comprase productos ecológicos era ayudar a proteger el medio ambiente. Yo creo que bastaba con decir que los tomates ecológicos están más buenos que los del Mercadona, y eso es suficiente para que sean más caros. No hacía falta recurrir al medio ambiente.

A unos 15 metros del puesto, un generador de gasolina alimentaba a los diferentes puestos para mantener neveras, luces y demás, expulsando monóxido de carbono. Hubiera sido más ecológico usar energía solar (sobre todo con el pedazo de día que hace), pero de momento, es mucho más cara. Y yo comprendo que no puedan invertir tanto dinero para esa pequeña feria. A mí me pasa lo mismo con los alimentos ecológicos, así que mientras bajan de precio, seguiré comprando tomates del Mercadona.

4 comentarios:

Alury dijo...

Post corto, sencillo, pero con una idea muy muy clara, ¡me gusta!
Son como esos folios reciclados, mucho más caros por mucho que ayuden al medio... :S

n.vázquez dijo...

Nefta, tú siempre tan lúcido y tan certero. Has dado en la diana.

mortiziia dijo...

¡Zas!, en toda la boca. Tienes toda la razón.

Isabel dijo...

pues nada ... a seguir consumiendo tomates del mercadona ... que le vamos a hacer ...