sábado, 19 de junio de 2010

El hábito no hace a la monja

1 comentario:

Alury dijo...

Te doy toda la razón.
No es oro todo lo que reluce.
Es más, a veces las apariencias más humildes cubren las personalidades más retorcidas!!!

Ni Marilyn Manson es un criminal; ni el tipo que se disfrazaba de payaso en fiestas de niños y luego los asesinaba un santo!