martes, 21 de diciembre de 2010

No olvide tirar su voto en el contenedor para papel

Estaba el otro día comentando con mi abuelo que el suicidio electoral del PSOE parece algo premeditado. No puedo creer que tantos errores en tan poco tiempo sean producto de la estupidez, a pesar de lo que diga el Principio de Hanlon. Parece como si los socialistas hubieran pactado con el PP las leyes que querían aprobar, antes de llegar estos últimos al poder, para devolverle el favor dentro de dos o tres legislaturas .

El caso es que después de todo lo que está haciendo el PSOE, nos va a dar más o menos igual si ganan socialistas o populares. Las políticas de ambos partidos solo se diferencian en matices, que a la mayoría nos van a afectar en muy poco. Después de los recortes en gasto social, los rescates a los bancos, la complacencia con la iglesia o la ley Sinde (entre otras lindezas), la única diferencia que vamos a notar es que en vez de un soso con cejas arqueadas, el presidente será un soso con deficiencias en el habla. Pero los que mandan ya sabemos todos quienes son, y a esos no los hemos elegido democráticamente. Menos mal que siempre nos quedará WikiLeaks.

3 comentarios:

ANA dijo...

¡Que razón tienes!

Janton dijo...

Hace ya tiempo que España ha hecho una regresión de 125 años atrás para rememorar la alternancia entre Cánovas y Sagasta de la restauración borbónica de finales del siglo XIX

En el arco parlamentario hay muchos partidos, pero ni una sola idea. Fuera de ese arco parlamentario, ya ni quedan alternativas, no al menos que sean serias y coherentes, más allá de peligrosas opciones populistas o violentos antisistema que creen mejorar el mundo quemando coches patrulla.

La verdad es que no sé dónde nos llevarán estas políticas y estos políticos, pero me temo que será un sitio donde no me va a gustar ir...

Doctora Anchoa dijo...

Muy buena reflexión. Qué pena de panorama político. Es una lástima absoluta no tener ni idea de a quién votar en este país porque al final son todos iguales. Prefiero no votar estas elecciones, aunque luego no me dejarán quejarme en casa, me dirán eso de "pues haber votado a los otros" ;).