jueves, 12 de mayo de 2011

Periodismo

Hace unos días, la mayoría de periódicos publicaban en portada la fotografía del etarra con una pancarta de apoyo a Bildu. Me hubiera encantado que hubiera llevado una pancarta del PP o el PSOE. Qué risas nos hubiéramos echado.




Titulares como "ETA-Bildu se mofa del constitucional" dejan muy clara la forma de trabajar de la bazofia periodística de este país. Si Bildu debe ser o no ilegalizada, no puede depender nunca de la manifestación particular de un etarra, que lo mismo podría haber llevado una camiseta del Athletic. ¿Ilegalizamos un club de fútbol?

Cuando leo cosas como esta, siento vergüenza de parte del periodismo de este país (la misma vergüenza que al ver "Sálvame" o "Punto Pelota"). Que la profesión de periodista se convierta en una pantomima al servicio de los grupos políticos, es realmente triste.

En vez de cuestionar y criticar ciertas actuaciones, las editoriales de algunos periódicos se transforman en gabinetes de comunicación de los partidos políticos. Lo peor de todo, que la gente seguirá comprando estos panfletos como si fueran periódicos. La nota positiva, no tienes que leer los programas de los partidos políticos, ya te hacen un resumen los periódicos.

1 comentario:

n.vázquez dijo...

La prensa, salvo alguna excepción puntual, siempre está al servicio del poder, y con sus manipulaciones no hace más que ayudar a mantener el satus quo.
Y lo de España ya es asqueroso.