viernes, 24 de junio de 2011

Un concepto

Lo mismo que no existe un límite de lo grande que puede ser algo (un planeta, una estrella, una galaxia, el universo), es posible que no exista un límite de lo pequeño que pueda ser (una célula, un átomo, un electrón, un quark). Todo depende de la escala, y teniendo en cuenta que un milímetro podemos dividirlo por la mitad infinitas veces, sería posible que dentro de un electrón existiera un universo, con seres que, para nosotros serían diminutos, pero en su escala serían de un tamaño razonable. También sería posible que nuestro universo no fuera más que una pequeña canica en un planeta que, dentro de una escala muy superior, tendría un tamaño "normal" y que estaría, a su vez, dentro de una galaxia y en un universo infinítamente más grande que el que conocemos.

Con esas diferencias abismales de tamaño, los efectos que tendría uno de los universos contenedores sobre las leyes físicas de uno de los universos contenidos, serían despreciables salvo en determinadas escalas (la teoría cuántica y la gravedad). No se me ocurre ninguna razón por la que nuestro unvierso no pueda situarse dentro de este marco teórico. Es más, me gusta pensar que es así, y como esta teoría es presuntamente inocente, que venga alguien y la rebata.

3 comentarios:

Diego Alejandro Muñoz Uribe dijo...

Pues no te la vengo a rebatir, sino a alabar y a comentarte que yo he pensado exactamente lo mismo desde hace muchos años.

Me gusta saber que no estoy solo.

Un saludo.

Diego Alejandro Muñoz Uribe dijo...

Es más se me ocurre que podemos ser en realidad una partícula dentro de un ser vivo.

rpgraficas dijo...

y que importa el tamaño que dirían la mayoría de las chicas!