martes, 11 de septiembre de 2012

Los liberales y la gran farsa de la democracia.

Imagen: Flickr
Ahora que muchos países están haciendo recortes y subiendo los impuestos, se oyen muchas voces de liberales que defienden la no intervención del gobierno en la economía. Dicen ellos que, la economía es demasiado compleja, que un gobierno no puede regular correctamente algo tan complicado. No dicen lo mismo sin embargo de, por ejemplo, la justicia. A nadie se le ocurre decir que el gobierno no debe regular las leyes. Si alguien propusiera que a partir de ahora cualquier disputa se resuelva mediante la ley del más fuerte, estos liberales se rasgarían las vestiduras; pero claro, la justicia no es algo complejo, es muy sencillo (que se lo pregunten a un juez).

Esta es la época que nos ha tocado vivir, la era de la hipocresía.

El gobierno francés va a subir los impuestos a grandes bancos, empresas energéticas con acciones de petróleo, hogares adinerados y grandes corporaciones. Sin entrar en detalles y análisis, que seguro que hay cientos que defienden esta postura y cientos que la critican (todos ellos con grandes rezonamientos indiscutibles), creo que el sentido común nos dice que deben aportar más los que más tienen. Hace poco vi una entrevista en la que el director de Zinkia, la productora de Pocoyó, defendía que a los ricos hay que bajarles los impuestos, porque son los que más consumen y más riqueza generan de esta forma. En un momento dado comentó que si subían los impuestos a los más ricos, estos se iban a ir del país. Sí, claro, seguro. Por eso hay una oleada de inmigrantes de los muchos países europeos que pagan más impuestos que los españoles.

En primer lugar, una persona que tiene un negocio en su país, no puede de la noche a la mañana irse a otro como el que se va un fin de semana a Roma. La gente, en general, paga por tener una calidad de vida, no al revés. Te puedes ir a vivir a Ruanda, donde seguramente pagarás menos impuestos, pero seguro que te gusta tener una bonita casa con vistas al pirineo aragonés. Segundo, una persona que se enriquece en un país, que tiene la oportunidad de ganar mucho dinero, debería ser el primero en querer aportar más para hacer una sociedad mejor. Yo personalmente no querría ser el más rico de Afganistán y no poder salir de mi casa. Pero claro, la solidaridad no es algo que podamos exigirle a todas las personas.

Teniendo en cuenta que los seres humanos son egoístas por naturaleza, las sociedades establecen una serie de normas, reglas de convivencia para que tu vecino no viole a tu mujer, o que un compañero de trabajo no te robe tu salario. Esas reglas que todos exigimos que sean cumplidas, parece que no tienen nada que ver con la economía. La economía es para algunos una ciudad sin ley donde casi todo vale (menos robarle a un rico, claro).

En realidad podríamos aplicar estas teorías, no creo que sean mejores o peores que un estricto control, pero vamos a aplicarlas de verdad, y en todos los ámbitos. Vamos a vivir en anarquía, sin un gobierno que lo controle todo, porque la política es algo muy complejo que no se puede regular. Que cada cual consiga lo mejor que pueda con sus medios, sin intervenciones de policías ni jueces. Dentro de unos días, cuando no tenga nada que comer, me colaré en la casa de un rico a robarle, venderé todo lo que pueda y así podré comer. Y será justo. Y no habrá una policía que lo proteja de eso ni una justicia que me juzgue. Dejemos que el sistema se regule solo. A lo mejor descubrimos que muchos de los que ahora tienen grandes riquezas, en ese mundo sin leyes ni control, no serían ricos. A lo mejor ni siquiera sobrevivirían.

Por último, una idea descabellada sobre cómo gestionar los impuestos. En épocas de crecimiento económico, impuestos más altos y austeridad de las instituciones públicas para ahorrar. En épocas de crisis, grandes inversiones públicas para crear empleo y fomentar el crecimiento económico. Justo lo contrario de lo que se está haciendo ahora en casi toda Europa. Pero claro, la economía es algo demasiado complejo como para que un necio como yo tenga una opinión acertada.

domingo, 9 de septiembre de 2012

2015, año Mariano

Imagen: Flickr
Utilizando el visor temporal que he fabricado dentro de 30 años y me he enviado a mí mismo a través del tiempo, he conseguido unas declaraciones de Mariano Rajoy en el 2015. Aquí os las dejo en primicia mundial:

"Españoles, sé que estamos viviendo momentos complicados, que todos estamos preocupados con la tasa de desempleo, que ha alcanzado la cota histórica del 99,99%. Entendemos vuestras preocupaciones, porque son también las nuestras.

Desde esta paradisíaca isla os quiero decir, que no descansamos ni un minuto en la búsqueda de nuevas soluciones que saquen al país de esta crisis global. Como bien sabréis, incluso en Alemania, país próspero donde los haya, el paro roza un alarmante 3% de la población.

Todos estamos sufriendo esta terrible situación. Ayer mismo, la cuñada de Esperanza Aguirre se torció un tobillo jugando al voley playa, mientras se devanaba los sesos para encontrar una solución al problema del desempleo. Pero no nos rendiremos; estamos seguros de que invertir la riqueza nacional para alejarnos del problema y así poder verlo en perspectiva, nos dará el punto de vista necesario para encontrar nuevas y brillantes ideas.

No os preocupéis, españoles, porque desde nuestro partido sabremos invertir todo vuestro dinero por el bien común. Ahora os dejo, voy a cortar esta videoconferencia, que aquí las masajistas van ligeras de ropa y no quiero pervertir vuestras mentes. Saludos desde nuestro "Retiro de Pensadores para el Futuro".

sábado, 18 de agosto de 2012

Una dosis de realidad

Imagen: Flickr
Os contaré una historia, la historia de Robin de Loxsley, más conocido como Robin Hood, un hábil arquero que robaba a los ricos para dárselo a los pobres. En realidad ya conocemos la historia, casi todos hemos visto alguna película o leído algún libro basado en esa leyenda, y la mayoría, al menos los que no tienen un grave transtorno psicológico, nos hemos sentido identificados con el personaje. Nos cae bien, algo en nuestro interior nos dice que, cuando hay gente que lo pasa mal, que pasa hambre, robarle a los ricos, no es algo malo. Una especie de, llamémoslo, sentido común, que nos dice que las leyes no están para ser aplicadas a rajatabla, sino para tratar de ser lo más justas posibles. Que la justicia no es lo que un grupo de personas, en determinadas circunstancias, escribieron sobre el papel, que la justicia trasciende a las leyes, y que hay leyes injustas.

Pero luego la realidad nos golpea, nos muestra que esas cosas que vemos en las películas o leemos en los libros, pueden pasar en la vida real; que un grupo de personas puede entrar en un supermercado, y robar comida para dársela a los pobres. No monedas de oro, ni joyas. Comida. Y entonces, el miedo se apodera de nosotros; de repente alguien se ha atrevido a hacer en el mundo real lo que estaba reservado solo para la ficción, y el sentido común se desvanece, y nos dejamos dominar por la demagogia y la hipocresía. Nos centramos en criticar a una persona por su filiación política, por su sueldo, por sus vinculaciones e incluso por sus amistades. Nos olvidamos del acto en sí y nos centramos en la trayectoria de las personas que lo llevaron a cabo. Y entonces ocurre lo inevitable: encontramos errores del pasado, cosas con las que no estamos de acuerdo, acciones que nos parecen criticables o incluso detestables. Nos agarramos a todo eso porque nos da miedo el cambio; no nos gusta como está el mundo, pero no nos atrevemos a cambiarlo.

¿Y sabéis qué? Todos hemos cometido errores, todos hemos hecho cosas de las que nos arrepentimos. Nuestros pasados están llenos de esos errores, son los que nos han formado como personas. Sin esos errores, seguramente, no seríamos lo que somos. Y seguramente seguimos cometiéndolos, es la única forma de avanzar. Pero nos sentimos con la potestad de escudriñar en el pasado de los demás y criticarlo, de bucear entre sus actos y pensamientos, buscando ese resquicio que no nos guste, esa frase que nos molesta, esa acción con la que no estamos de acuerdo, para invalidar a la persona, para no tener que replantearnos las cosas. Cosas como que, en una sociedad como la nuestra, en la que el estado del bienestar se desmorona, en la que hay gente que pasa hambre, ya no importa lo que es legal o no, sino lo que es justo.

domingo, 8 de julio de 2012

La paja en el ojo ajeno

Policías cruzando en moto por un paso de cebra; una mujer colándose en la frutería; trabajadores sin dar de alta y cobrando el paro; coches ocupando dos aparcamientos; cerrajeros que te ofrecen no hacer factura para "ahorrarte" el IVA; trabajadores de baja por lesiones en la espalda que se van a esquiar; personas que festejan que un grupo de millonarios se lleven 300.000 euros cada uno de los presupuestos del estado, mientras nos recortan en sanidad y educación; albañiles de derechas; "empresarios" que dejan a sus trabajadores en paro cada 6 meses para no hacerlos indefinidos; representantes sindicales que firman acuerdos a las espaldas de los trabajadores que perjudican a estos; funcionarios que dedican sus horas de trabajo a asuntos personales de forma cotidiana; personas que enchufan a un amigo en su empresa y que se escandalizan cuando lo hace un político; mecánicos arreglando coches en su garaje sin dar de alta y sin pagar impuestos.

Pero qué malos son los políticos españoles...

jueves, 29 de marzo de 2012

Casualidades

NOMBRECARGO PARENTESCO
Elisa Robles Fraga Directora General del Centro para el Desarrollo
Tecnológico Industrial (CDTI), organismo dependiente de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación.
Sobrina de Manuel
Fraga Iribarne.
Víctor Calvo Sotelo Secretario de Estado de Telecomunicaciones Hijo de Leopoldo Calvo Sotelo, ex Presidente del Gobierno
José Ramón Bujanda Sáenz Presidente de SAECA empresa pública
participada por la SEPI y el Ministerio de Agricultura
Cuñado de
Miguel Arias Cañete, Ministro de Agricultura
José Miguel Martínez Presidente de la Sociedad Estatal Loterías y
Apuestas del Estado (SELAE) dependiente del Ministerio de Hacienda.
Concuñado de Cristóbal Montoro, Ministro de Hacienda
Ángeles Alarcó Canosa Presidenta y Consejera Delegada de Paradores
Nacionales
Ex mujer de Rodrigo Rato, ex Vice Presidente del Gobierno y Presidente de Bankia
Ricardo Cospedal García Próximo Director de la Fundación Carolina Hermano de María Dolores de Cospedal, Secretaria General del PP y
Presidenta de Castilla La Mancha.
Ignacio López del Hierro Propuesto como Consejero de Red Eléctrica
Tras hacerse público se ve obligado a renunciar
Marido de María
Dolores de Cospedal
Rafael Rodríguez Ponga Propuesto para Secretario General del
Instituto Cervantes. Mientras tanto continua de Diputado
Hermano de
María Flavia
María Flavia Rodríguez Ponga Directora General de Seguros y Fondos de
Pensiones
Hermana de Rafael Rodríguez Ponga
Alberto Nadal Belda Vicesecretario de Asuntos Económicos, Laborales e Internacionales de la CEOE. Propuesto para ser Consejero de Red
Eléctrica que tras hacerse público se ve obligado a renunciar.
Hermano de Alvaro Nadal Belda
Alvaro Nadal Belda Director de la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno con rango de Secretario de Estado Hermano de Alberto Nadal y casado con María
Teresa Lizaranzu Perinat
María Teresa Lizaranzu Perinat Directora General de Política e
Industrias Culturales y del Libro
Casada con Álvaro Nadal Belda
Rafael Catalá Polo Secretario de Estado en Fomento Hermano de Raquel Catalá Polo
Raquel Catalá Polo Delegada Especial de la Agencia Tributaria en Madrid. Hermana de Rafael Catalá Polo
José Canal Muñoz Secretario General Técnico del Ministerio de
Educación, Cultura y Deporte
Casado con Sonia Ramos Piñero
Sonia Ramos Piñeiro Directora General de Apoyo a Víctimas del
Terrorismo

Casada
con José Canal Polo.
Carmen Gámir Jefa de Prensa de la Secretaria de Estado de
Presupuestos
Compañera sentimental de Alberto Feijóo, Presidente de
la Xunta de Galicia
Marcelino Oreja Arburua Nombrado Presidente de la Entidad Pública
Empresarial Ferrocarriles de Vía Estrecha (FEVE)
Hijo de Marcelino
Oreja Aguirre, ex diputado y ex Ministro de Asuntos
Exteriores.
Miguel Cardenal Carro Presidente del Consejo Superior de Deportes Hijo de Jesús Cardenal, ex Fiscal General del Estado con José María
Aznar.
Álvaro Ramírez de Haro y Aguirre Asesor del Secretario de Estado de
Comercio, Jaime García-Legaz
Hijo de Esperanza Aguirre
María Zaplana Barceló Asesora en la Secretaria de Estado de Turismo. Hija del exministro Eduardo Zaplana

martes, 13 de marzo de 2012

Primera entrevista de trabajo tras la aprobación de la reforma laboral


"Toc toc"
- Pase.
- Buenos días.
- Buenos días, siéntese.
El candidato escudriña el despacho sin encontrar ninguna silla.
- ¿Dónde me siento?
- Ahí.
El entrevistador señala un palo con un cojín pegado, que está apoyado en la pared.
- Pero ... eso es un palo con un cojín.
- No, hombre, no, es el nuevo modelo de silla homologado por el ministerio de trabajo.
Coloca el palo y se apoya en el cojín, sin dejar caer todo su peso sobre el mismo, lo que le supone un esfuerzo terrible.
- ¿Ha traído su currículum?
- Aquí lo tengo.
- Estupendo, póngalo en ese archivador de su derecha.
- Esto es una trituradora de papel.
- Sí.
- ...
- Bueno, aquí tiene, estas son las tarifas que tendría que pagar los 6 primeros meses. Después podríamos prorrogar otros 6 meses o hacerle un contrato de becario.
- ¿Pagar?
- Bueno, tendría que pasar un periodo de pruebas, durante el cual nosotros vamos a darle una formación que en cualquier sitio le costaría el doble.
- Es que yo pensaba que esto era una oferta de trabajo.
- Y lo es, pero no esperará que empezemos a pagarle desde el primer día. ¿Y si usted aparece un día con una motosierra y me corta las piernas? Sería dinero tirado a la basura.
- ¿Una motosierra?
- O una katana, no sé que armas le gustan.
- No me gustan las armas.
- Entonces podría usted rociar mi despacho con gasolina y prenderle fuego. Entenderá que no paguemos dinero a un pirómano.
- ¡Pero yo nunca haría eso, no soy pirómano!
- Ya veo, prefiere usted pagar a otros para que hagan su trabajo sucio.
- ¡No! Yo...
- ¿O le van más los "accidentes"? Un cable de freno cuidadosamente cortado y adiós problema.
- Miré, no entiendo...
- Hagamos una cosa, usted firme este contrato y yo me olvido de las amenazas.
- ¡¿Qué amenazas?!
- Ningunas... - mientras le guiña un ojo.
- Oiga, no sé si esto es una broma, pero yo venía a una entrevista de trabajo.
- Pues ahí tiene su contrato.
Se para a leerlo detenidamente.
- No se preocupe, es un contrato estándar.
- ¿Qué pone aquí de 60 horas?
- Cláusula estándar.
- ¿Y "látigo"?
- Otra cláusula estándar.
- La letra es demasiado pequeña, no entiendo bien lo que pone, ¿no puede imprimirlo con otro tipo de letra?
- Imposible, es el nuevo tipo de letra estándar para todos los contratos, pero confíe en mí, yo no le engañaría, en ese contrato no hay nada que no le haría firmar a mi suegra.
- Lo siento mucho, pero no me interesa todo esto. Hasta luego.
Se levanta y sale del despacho. El entrevisador se levanta y sale detrás suya, persiguiéndole mientras le grita.
- ¡Última oferta! ¡Le dejaremos trabajar gratis!

lunes, 13 de febrero de 2012

La reforma laboral (I)

El objetivo es la flexiseguridad.

Un toque de humor para empezar.

Contratos para la formación.

La duración mínima pasa de 6 meses a un año, y la máxima de 2, a 3 años.

Antes: "Expirada la duración máxima del contrato para la formación, el trabajador no podrá ser contratado bajo esta modalidad por la misma o distinta empresa."

Ahora: "Expirada la duración del contrato para la formación y el aprendizaje, el trabajador no podrá ser contratado bajo esta modalidad por la misma o distinta empresa para la misma actividad laboral u ocupación objeto de la cualificación profesional asociada al contrato, pero sí para una distinta."

Una empresa puede hacer un contrato para la formación a una persona en un puesto que dure 3 años, después le puede hacer otro en otro puesto, de otros 3 años, y así, ad infinitum.

Antes: "El tiempo dedicado a la formación teórica, que se impartirá siempre fuera del puesto de trabajo, dependerá de las características del oficio o puesto de trabajo a desempeñar."

Ahora: "El trabajador deberá recibir la formación inherente al contrato para la formación y el aprendizaje directamente en un centro formativo de la red a que se refiere la disposición adicional quinta de la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formación Profesional, previamente reconocido para ello por el Sistema Nacional de Empleo. No obstante, también podrá recibir dicha formación en la propia empresa cuando la misma dispusiera de las instalaciones y el personal adecuados a los efectos de la acreditación de la competencia o cualificación profesional a que se refiere el apartado e). Las actividades formativas podrán incluir formación complementaria no referida al Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales para adaptarse tanto a las necesidades de los trabajadores como de las empresas."

Antes: "La retribución del trabajador contratado para la formación será durante el primer año del contrato la fijada en convenio colectivo, sin que pueda ser inferior al salario mínimo interprofesional en proporción al tiempo de trabajo efectivo. Durante el segundo año del contrato para la formación, la retribución será la fijada en convenio colectivo, sin que en ningún caso pueda ser inferior al salario mínimo interpro‐fesional, con independencia del tiempo dedicado a la formación teórica."

Ahora: "La retribución del trabajador contratado para la formación y el aprendizaje se fijará en proporción al tiempo de trabajo efectivo, de acuerdo con lo establecido en convenio colectivo. En ningún caso, la retribución podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional en proporción al tiempo de trabajo efectivo."

Teniendo en cuenta esto, ahora una empresa puede hacer un contrato para la formación durante 3 años, impartiendo la formación en sus instalaciones y dedicando a esto, por ejemplo, el 80% de la jornada.
Esto significa que el tiempo de trabajo efectivo, sería el 20%, y el sueldo durante los 3 años, el equivalente. Si la empresa considera que realizar el trabajo habitual para el puesto es una "formación complementaria", podría considerar eso como tiempo de formación, consiguiendo así un trabajador a jornada completa al 20% de salario (el 20% del salario mínimo interprofesional son 128,28 €).

Ahora una empresa puede crear 10 puestos de trabajo por el precio de 1. Multiplicamos por muchas empresas, y tenemos miles de parados menos a corto plazo. A medio y largo plazo, ¿alguien puede vivir con 128,28 € al mes (suponiendo que no quieran dedicar el 90% del tiempo a la formación, quedando el salario en 64,14 €)?

Cuando los nazis vinieron por los comunistas

Primero vinieron a por los griegos, y yo no hablé porque no era griego,
después vinieron a por los italianos, y yo no hablé porque no era italiano,
y bueno, ya sabéis como sigue...

lunes, 23 de enero de 2012

El precio de la cultura


Ahora que otros muchos servicios de alojamiento online están restringiendo el acceso a miles de archivos, me surgen varias dudas. ¿De verdad necesita un actor, un director o un cantante ganar tanto dinero como Leonardo DiCaprio, James Cameron o Beyoncé (por poner solo 3 ejemplos)? ¿Es absolutamente necesario que una entrada de cine cueste tanto dinero? ¿Tienen que ser tan caros los cds de música? ¿Por qué funciona Spotify?

Dejo las preguntas en el aire, para que cada cual reflexione por si mismo. Si alguien quiere una invitación a Demonoid, que me la pida mediante el formulario de contacto.

viernes, 20 de enero de 2012

Internet son sus usuarios


Con el cierre de Megaupload (no sabemos si provisional o definitivo), se están escuchando muchas opiniones alarmistas sobre cambios en el modelo de internet y de compartir archivos. Más allá de que Megaupload no es el único servicio para compartir archivos que funciona en Internet, no hay que olvidar algo que a veces parece que se nos olvida. Internet no es un ente abstracto del que nos beneficiamos los usuarios, Internet somos los propios usuarios.

¿De dónde sale el contenido de Internet? Mayoritariamente, casi todo lo que encontramos en Internet tiene dos fuentes principales. Por un lado está el contenido subido por los usuarios, sin ánimo de lucro, solo para compartir cualquier cosa (un relato, una foto, un vídeo, etc.). Por otro lado, está el contenido subido por medios especializados, con ánimo de lucro, bien por el pago directo de los usuarios, bien por el ingreso por publicidad (que deben ver esos usuarios). El factor común son los usuarios. Imaginemos por un momento un Internet lleno de restricciones, en la que no se pudiera descargar ni compartir nada. ¿Tendría ese medio la misma audiencia que tiene actualmente? ¿Se seguirían produciendo contenidos de pago o patrocinados por publicidad sin usuarios que los consumieran (al menos sin el enorme número de usuarios actual)? ¿Para qué querríamos pagar conexiones de 10 MB si solo podemos navegar por ciertas páginas?

Por supuesto, todo esto sin olvidar que cerrar Megaupload no significa nada. Las autoridades piensan que están luchando contra un grupo de piratas que se dedican a distribuir contenidos protegidos con derechos de autor, cuando los que comparten son los propios ciudadanos, los que con sus impuestos pagan a los policías que han detenido a los creadores de Megaupload, o a los políticos que aprueban leyes para intentar restringir el uso de Internet. Cuando la mayoría de los ciudadanos comparten o descargan archivos en servicios como Megaupload, es porque ese es el Internet que quieren, y el único que tiene sentido. Pueden cerrar Megaupload, pero quedan otros servicios similares; pueden cerrar estos servicios similares, pero queda el P2P; pueden capar el P2P en las conexiones, pero podremos seguir intercambiando archivos en medios de almacenamiento portátil (cds, dvds, memorias usb, etc).

No hay piratas; somos usuarios.

miércoles, 18 de enero de 2012

Medicina alternativa


Cada vez es más común en nuestra sociedad recurrir a las llamadas medicinas alternativas, bien en busca de una ayuda complementaria a la medicina tradicional, o bien como sustitutas de esta última, cuando no hemos encontrado una solución en la misma.

Lo primero que me gustaría decir es que estoy a favor de que cualquier persona haga lo que considere oportuno con su salud, que siga los tratamientos que crea necesarios o adecuados. Si alguien se cura meditando, enhorabuena. Yo creo que el poder del cerebro es, en muchas ocasiones, superior a la medicación.

Dicho esto, me gustaría centrarme en un punto específico; el negocio de las medicinas alternativas. Si alguien te dice que va a curarte poniendo sus manos sobre ti, tú le crees y él te cura, estupendo. Es un acuerdo entre dos personas en el que no perjudicas a una tercera, y que puede que al enfermo le funcione. El problema viene cuando se publicita el negocio, anunciando que cierto producto cura una enfermedad sin pruebas científicas que lo avalen y, en muchas ocasiones, con pruebas que demuestran que ese producto o esa terapia no funcionan.

Cuando digo que no funcionan, me refiero a que la causa directa de la curación no es la aplicación de la terapia o el consumo del producto en concreto. Es posible que alguien con una enfermedad que la medicina no ha podido curar hasta ahora, se tome un remedio homeopático y acabe sanando. Pero eso no demuestra que la curación sea consecuencia directa del consumo de ese remedio. Por esa misma regla de tres, podríamos decir que rezar es un remedio para ciertas enfermedades, pues seguro que existen muchos casos de personas que, rezaron para pedir curarse y acabaron haciéndolo. ¿Significa esto que lo que los curó fue un dios que atendió sus rezos? Bueno, es posible, cualquier hipótesis tiene cierta probabilidad de ser verdadera, pero puestos a apostar, yo diría que no. Por esta misma razón, no apostaría mis cartas a que un cáncer se puede curar exclusivamente con una dieta.

Antes he recalcado el hecho de que hay ciertas enfermedades que no se pueden curar, por ahora. La ciencia es algo que avanza con el tiempo, y enfermedades que hoy en día se pueden curar, hace años acababan con la vida de quienes las contraían. La base de este avance de la ciencia es la capacidad de autocrítica y de cuestionarlo todo. Sin esta capacidad para poner en duda nuestros conocimientos, la ciencia difícilemente avanzaría como lo hace. Es por eso que cuando surge un nuevo producto o remedio denominado como curativo, la ciencia investiga cuales son sus propiedades y si puede ser considerado como un remedio efectivo. Existen de hecho miles de estudios científicos acerca de diferentes terapias y remedios alternativos que demuestran que estos no funcionan más allá del efecto placebo.

¿Significa todo esto que la medicina tradicional funciona siempre y que la medicina alternativa no sirve para nada? Pues no, la medicina tradicional nos falla a veces y es que, detrás de la ciencia lo que hay son personas, trabajadores con mayor o menor profesionalidad que, bien por su propia capacidad, bien por los medios de los que disponen, realizan de una forma más o menos eficiente su trabajo. Es posible que vayas a 10 médicos que no sean capaces de darte una solución a tu problema, lo cual no significa que esa solución no exista en la medicina, sino que esos médicos no han sido capaces de encontrarla. También es posible que vayas a una persona sin cualificación médica pero que sea capaz de darte una recomendación que te ayude a curarte, pero esto tampoco significa que esa persona pueda curar a cualquier persona con tu mismo problema.

¿Y cómo podemos entonces calificar y medir la eficiencia de cada método? Pues para eso se realizan las investigaciones científicas que, por su propia idiosincrasia, buscan siempre el punto débil de una teoría, el agujero negro que la invalida. Porque eso es precisamente lo que diferencia a la ciencia de otros campos.

Dicho todo esto, dos recomendaciones: si tenéis apendicitis, id a un médico a que os opere; y no os perdáis este vídeo: